Más noticias

Pelé rechaza las comparaciones entre él y Messi

La leyenda brasileña dejó entrever que tuvo mejor juego aéreo que el astro argentino

Pelé reafirmó este miércoles que las comparaciones entre él y el argentino Lionel Messi, capián y estrella del Barcelona, no tienen sentido.
Pelé reafirmó este miércoles que las comparaciones entre él y el argentino Lionel Messi, capián y estrella del Barcelona, no tienen sentido.

Sao Paulo, Brasil

La leyenda del fútbol brasileño Pelé , descartó este miércoles en Folha de Sao Paulo, que las comparaciones entre el argentino Lionel Messi y él sigan teniendo sentido.

El exastro se mostró en plena forma durante una entrevista a la AFP y afirmó que no existe comparación entre él y Messi, a quien muchos ven ya como el mejor jugador de la historia.

"Es cuestión de gusto. Hay personas que hacen comparaciones con cosas que ni tienen. ¿Cómo se puede comparar a un tipo que cabecea bien, chuta con la izquierda, chuta con la derecha, con otro que solo chuta con una pierna, solo tiene una habilidad, no cabecea bien?", respondió al ser preguntado por Messi, a quien también consideró peor que Maradona.

"Para compararse con Pelé debe ser alguien que chute bien con la izquierda, chute bien con la derecha, marque gol de cabeza", presumió el exídolo del Santos y vencedor de tres Mundiales con la "Canarinha" (Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970).

Ministro de Deportes entre 1995 y 1998 bajo la presidencia del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso, Pelé también lamentó el momento de polarización política que vive Brasil y deseó buena suerte al ultraderechista Jair Bolsonaro, cuyo gobierno arrancará el próximo 1 de enero.

"No voté porque estaba fuera del país. Creo que fue bien escogido. Tenemos que darle apoyo para que todo le salga bien al gobierno que se está armando. Hay que creer", aseguró.


Con 78 años y una salud delicada que le impidió acudir al Mundial de Rusia, Pelé redujo su ajetreada agenda de viajes debido, entre otros, a los problemas de cadera que le hicieron recurrir a una silla de ruedas en algunos actos.

"Gracias a Dios, estoy bien. Pasé por tres cirugías en los últimos años, pero no estoy al 100%. Ya no siento dolor, pero siento más debilidad", concluyó.