Más noticias

El Vida frena al Platense y resucita en La Ceiba

Los cocoteros se impusieron a los selacios en el estadio Municipal Ceibeño.

Carlos Bernárdez celebrando su primer gol contra el Platense. Foto Samuel Zelaya /

La Ceiba, Honduras.

El Club Vida triunfó este domingo por 2-0 contra el Platense de Puerto Cortés y resucitó tras la paliza (4-1) que hace siete días le propinó el Honduras de El Progreso en el Estadio Municipal Ceibeño.

Un doblete del delantero Carlos Bernárdez resolvió el encuentro entre los equipos porteños y de paso le enlistó entre los máximos anotadores del Torneo Apertura 2018-2019 de la primera división hondureña.

Los venados rojos dieron ayer un golpe de autoridad en su patio y cerraron bien la semana en la que se supo que su junta directiva canceló salarios pendientes con los jugadores.

ACCIONES EN LA "NOVIA DE HONDURAS"

El encuentro arrancó con una pobre asistencia al Estadio Municipal Ceibeño, pero los aficionados presentes alentaron a su equipo desde el inicio y este intentó buscar la portería defendida por el meta de los tiburones, José Zúniga.

Los escualos intentaron responder a los ceibeños y el partido se volvió friccionado y antes de la primera parte Carlos Martínez cambió dos piezas que salieron con molestias.

La igualdad a cero permaneció durante los primeros 45 minutos en un juego que se caracterizó por palones largos y contragolpes no bien concluidos por ambos equipos.

LA RESURRECCIÓN

En la segunda parte el Platense tomó la pelota, Cristhian Altamirano, Jeffri Flores y Alexander Aguilar intentaron guiar a su equipo a una posible victoria o a un empate que pintaba para ser un buen negocio.

Los de Puerto Cortés enderezaron el timón de su barco en aguas ceibeñas, pero el Vida aprovechó los espacios y principió el naufragio.

Al minuto 54, por la banda derecha, Cholby Martínez contragolpeó, ganó la línea de fondo e intentó un rezago que fue rechazado por la el meta José Zúniga, éste vomitó el tiro en el sitio y momento correcto llegó como un cazador, o en este caso pescador, Carlos Bernárdez para rematar prácticamente solo y poner el 1-0 con su pierna derecha.

El Vida había descubierto la receta para cenar tapado de tiburón a la encocada y cinco minutos más tarde, Bérnardez sentenció el juego con su segundo gol. Era el 2-0 definitvo en favor de los hombres dirigidos por Raúl Martínez Sambulá.

El segundo gol de los rojos fue una acción muy similar a la primera: Martínez corrió una pelota larga, pero exquisita que le extendió Foslyn Grant de cabeza, Martínez avanzó yardas y remató al arco de José Zuniga. El guantero porteño rechazó y su reboto lo recogió una vez más Bernárdez, quien puso a celebrar a la afición cocotera.

-FICHA TÉCNICA:

2 - VIDA: Ricardo Canales, Cholby Martínez, Carlos Meléndez, Miguel Flores, Javier Portillo, Rodolfo Espinal, Chestyn Onofre, Michael Osorio, Elder Torres, Foslyn Grant y Carlos Bernárdez

0 - PLATENSE: José Zúniga, David Mendoza, Juan Bolaños, Jeffri Flores, Robbie Matute, Joshua Nieto, Cristian Altamirano, Alexander Aguilar, Cristian Padilla, Kevin Arriaga y Jerrel Britto.