Un chimol de diferentes sabores

Fresco, crujiente y con un toque de picante, el tradicional chimol es mucho más que una guarnición para tacos y nachos fritos.

Si quieres preparar pico de gallo o chimol catracho, lo primero que tienes que hacer es picar el tomate en pequeños cubitos y quitales las semillas.

Fresco, crujiente y con un toque de picante, el tradicional chimol es mucho más que una guarnición para tacos, nachos fritos, tajadas o carnes.

Comúnmente hecho con tomate, cebolla y chile, puede ser elaborado en diferentes versiones al mezclar lo dulce con lo picante.

"El tomate tiene dulzor, la cebolla es un astringente ácido y el chile posee picor; se trata de combinar esas sensaciones, pero con otros ingredientes", explica Andrés Aguilar, chef ejecutivo de Vegan Inc.

Utilizado para acompañar pescado, pollo o carne a la parrilla, el pico de gallo puede verse por todo el País en distintas versiones, como la de Yucatán, que utiliza chile habanero y naranja agria troceada, o la adaptación de Uruapan, en Michoacán, que contiene sandía, naranja, papaya y pepino.

"Se trata de combinar un poco de dulzor con algo que pica", agrega el chef. "Hay que jugar con sabores aciditos". Se pueden mezclar fresas con jalapeño o utilizar betabel, zanahoria y jengibre en nuevas versiones.

Es tiempo de aprender a combinar frutas y verduras para transformar la típica receta de pico de gallo con los colores verde, blanco y rojo.

Ingredientes:

2 tomates
1/4 de cebolla
1/2 mazo de culatro
1 diente de ajo
1 limón
Sal y pimienta
1/2 chile (Adicional)

1. Pica también la cebolla en trozos muy pequeños, más o menos del tamaño de los tomates o incluso más chicos.

2. El ajo también debe estar tan pequeño como puedas cortarlo.

3. Pica el culantro, no necesitas cortarlo demasiado pequeño.

4.Corta el limón al medio y exprime su jugo en un recipiente mediano.

5. En el mismo recipiente coloca todos los ingredientes que ya habías picado.

6. Si lo deseas, suma el chile en trozos para añadirle algo de picante. Condimenta con sal y pimienta a gusto y un pequeño chorro de aceite vegetal.

Sirve con pan, tostadas, nachos, tajadas o usa para darle sabor a otra preparación.

La Prensa