Codaca, amor por la danza contemporánea

La Compañía de Danza de Centroamérica y el Caribe estrena “Otros mares” en San Pedro Sula

Una de las escenas donde los bailarines de CND mostraron su calidad artística.
Una de las escenas donde los bailarines de CND mostraron su calidad artística.

San Pedro Sula. Muchas butacas vacías. Muchas expectativas. Catorce bailarines de siete países listos para debutar en el Centro Cultural Sampedrano (CCS) bajo la dirección del coreógrafo alemán Mark Sieczkarek.

Son casi las ocho de la noche del 11 de diciembre. Un agregado de la embajada de Alemania en Honduras explica al poco público que la Compañía de Danza de Centroamérica y el Caribe (Codaca) es “un proyecto de cooperación de su país para contribuir a la unidad de la región”. Entonces Estela Paz (fundadora y directora del Centro Sampedrano de Enseñanza Artística) y representante por Honduras en la formación de Codaca presenta a los invitados: la Compañía de Danza de El Salvador (CND), que baila la coreografía Intuitivos.

Un trabajo de alto nivel donde los cuerpos juegan a encontrarse y alejarse. En algún momento remite a Solaris, novela del autor polaco Stanislaw Lem. Intuiciones que se desprenden de cada individuo y que conectan con experiencias -que pueden ser lecturas- propias albergadas en la psique.

Ambicioso

Luego Codaca protagonizó Otros mares, que cumplió con las expectativas de que la región está ante un gran proyecto cuya visión es llevar la danza contemporánea a niveles de calidad de primera, la materia prima abunda. Los jóvenes originarios de Honduras, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Panamá, República Dominicana y Nicaragua.

La Prensa