Más noticias

Mipymes acuden al SAR a registrar empresas para aprovechar nueva Ley

Los documentos son aprobados por la Secretaría de Desarrollo Económico.

Los usuarios son atendidos por medio de boleto, de acuerdo al orden de llegada.
Los usuarios son atendidos por medio de boleto, de acuerdo al orden de llegada. / Foto: Melvin Cubas.

San Pedro Sula, Honduras.

Con el objetivo de ser beneficiados por la Ley de Apoyo a la Micro y Pequeña Empresa, muchos comerciantes individuales están haciendo los trámites necesarios para añadirse al sistema de facturación.

De acuerdo a la Ley de Apoyo a la Mipyme que entró en vigor el 28 de noviembre de 2018, serán beneficiadas aquellas empresas que se constituyan.

Para esto, los nuevos comerciantes y pequeños productores y los que han venido operando en la informalidad deben añadirse al sistema de facturación y para esto, primero hay sacar el Registro Tributario Nacional (RTN).

Andrea Reyes, directora interina de la oficina noroccidental del SAR en San Pedro Sula, dijo que al mes emiten más de 3,500 RTN. El documento por primera vez es gratis, si es reposición, el costo es de L200.00.

“Las mipymes están viniendo a hacer consultas sobre la nueva Ley”, dijo Reyes.

En promedio, unas 10 mipymes llegan al día a consultar sobre estos trámites.

Pasos

El primer paso que el micro y pequeño empresario debe seguir es sacar su RTN, para esto deben llenar el formulario 410, presentar su tarjeta de identidad y copia, además de un documento que acredite su domicilio.

Luego debe adherirse al régimen de facturación generando un contrato de adhesión en la oficina virtual o en la oficina del SAR (esto es gratis), eso les da una contraseña para crear su usuario y con eso están habilitados para sacar el documento fiscal que sea acorde a su actividad.

Reyes detalló que la mayoría de mipymes inscritas son de comercio y servicios.

Explicó que el SAR solo recibe la información del obligado, la cual es enviada a la Secretaría de Desarrollo Económico para que determinen si es aprobada o denegada la solicitud. “El SAR solo es un enlace entre la Secretaría de Desarrollo Económico y el obligado tributario, la que aprueba o deniega el certificado es la Secretaría de Desarrollo Económico”, enfatizó Reyes.

El SAR es el encargado de entregar el certificado al usuario. Hasta el momento solo se han emitido dos certificados especiales con el que se exonera del pago de impuestos y otros beneficios al usuario. Uno de los certificados fue aprobado y el otro rechazado.

La funcionaria señaló que aunque con el certificado, el pequeño empresario no paga impuestos, sí debe hacer su declaración fiscal.

Cabe recordar que sus ingresos no deben ser mayores a los L5 millones anuales.

En el SAR, los contribuyentes pueden aprender de manera gratuita a hacer sus declaraciones lo que los libera de pagar a un abogado para que las haga por ellos.