“A sicario que mató a mi papá que Dios lo perdone, nosotros ya lo hicimos”

Carlos Andonie fue un reconocido empresario del transporte en Honduras y su vida fue apagada en marzo del año 2015 en San Pedro Sula.

Foto: LA PRENSA

Daisy Andonie habló en exclusiva para LA PRENSA Premum sobre el caso de su padre fallecido.

Por: Unidad de Investigación y Datos

mié 30 de noviembre de 2022 a las 15:7

18 min. de lectura

San Pedro Sula, Honduras.

En horas de la tarde del 10 de marzo del año 2015 medios de comunicación informaban desde la avenida Circunvalación de San Pedro Sula el asesinato del reconocido transportista Carlos José Andonie Castellanos (de 69), abatido por un sicario que se conducía a bordo de una motocicleta y quien le infirió 10 impactos de bala: cuatro de ellos en la cabeza y seis en el cuello.

La noticia del sonado crimen en el norte del país estremecía a todo un rubro al que el dirigente ayudó con su voz de lucha e hidalguía durante múltiples protestas en las calles y frente a representantes de gobiernos, así como a madres solteras que benefició con colegiaturas para sus hijos y entrega de dinero como apoyo, y a su querida familia a la que tanto protegió de las garras de la extorsión.

Regístrese aquí para acceder a LA PRENSA Premium

Han pasado casi ocho años desde que la tragedia golpeó el hogar de la familia Andonie y aunque las heridas han ido sanando pareciera que todo fue ayer. Sus hijos aún recuerdan con nostalgia las últimas muestras de amor expresadas antes de su fatídico desenlace.

Su hija Daisy María Andonie (de 37) habló por primera vez públicamente en entrevista con LA PRENSA Premium sobre la vida familiar y personal de Carlos Andonie, su amor por el transporte público y todo lo relacionado con el asesinato.

Comienzos

Andonie Castellanos era un hombre con visión de país, añoró tener sus unidades y desde joven empezó a conducir un camión mediante el cual vendía refrescos. Posteriormente compró un taxi y desde Choloma se trasladó hacia San Pedro Sula, donde se enamoró de los buses. Su familia está compuesta por muchos hijos, pero siempre fue un hombre responsable y preocupado porque estudiaran, tuvieran comida y un techo, nunca fue un padre ausente.

$!Daisy muestra algunos cuadros donde aparece la imagen de su padre Carlos Andonie.

Era alguien de diversas costumbres, apasionado por la cerveza nacional, el whisky y los mariachis. Siempre mostró gran carácter y liderazgo, tanto así que comenzó a adentrarse como directivo en la Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras (Asomoproh), encabezándola durante 20 años.

Andonie empezó a poner la cara por el transporte nacional para conseguir permisos y gracias a su credibilidad se ganó hasta la confianza de los bancos que le prestaban dinero sin dificultad alguna.

$!Carlos Andonie fue un abanderado del transporte público en Honduras y fue un hombre influyente durante la transición de distintas décadas en el país.

Su rutina diaria era levantarse desde las 6:00 am, orar, hacer ejercicio, desayunar y desde temprano trabajaba un cronograma de actividades y gastos. Su vehículo era una oficina andante, cargaba fólderes y plumas. Constantemente reclamaba a funcionarios públicos que cumplieran con las promesas hechas al sector transporte.Desde que murió trágicamente su familia decidió desligarse prácticamente del sector transporte y no continuar con su legado.

“Fue doloroso, él no merecía eso porque siempre ayudaba y defendía el trabajo que construyó solo. No fue justo lo que le pasó, desde entonces nos hemos refugiado mucho gracias a los valores cristianos que tenemos y dejamos todo en manos de Dios, pues perdimos lo más bello que teníamos”, expresó Daisy mientras lagrimeaba.

Consternación

La acongojada hija indicó que el día de la muerte fue un martes, ella estaba en la inauguración de una ferretería donde trabajaba y justo pasó 40 minutos antes en el taller de mecánica previo a ocurrir el crimen. Recién llegaba a casa para almorzar y esperaban a Carlos Andonie con unos tamales de pollo que nunca se pudo comer.

La joven recordó que en 2015 estaba embarazada y fue precisamente su expareja quien le notificó finalmente de la muerte y tuvo que movilizarse a un hospital tras ser sedada luego de escuchar que habían baleado a su progenitor, pero horas después, su expareja le notificó de la muerte cuando estaba en el centro médico. Escuchó la peor noticia de su vida: “Tu papá está en un mejor lugar, está con papá Dios”. Esto hizo que Daysi reclamara entre el silencio y susurro la injusticia de lo sucedido con su padre, un hombre a quien según ella nadie le regaló nada y que solo defendía lo suyo.

$!Exteriorizó su orgullo al decir que Carlos Andonie representaba coraje, nobleza, perseverancia y liderazgo en el país.

“Mi papá era tan fuerte que aún con los disparos se fue a refugiar cerca de unos buses, lo agarraron cobardemente y lo alcanzaron. Conociéndolo, estoy segura que en ese momento le pidió perdón a Dios y pensó en nosotros”, externó Daisy con voz entrecortada frente al lente de LA PRENSA Premium.

Justicia

¿Qué le diría a la persona que acabó con la vida de su papá si la tuviese enfrente?, se le preguntó. “Le diría que no tiene idea del daño que causó a tantas familias, que no sabe lo que le robó a Honduras y esperamos que Dios lo perdone porque nosotros ya lo hicimos”, exteriorizó la mujer previo a enfatizar que Carlos Andonie pudo potenciar el transporte en el país en momentos actuales “donde el rubro está a punto de desaparecer”.

Carlos Andonie daba 120,000 lempiras mensuales a tres maras y tenía una chequera específica para el pago de extorsión, la cual no dejaba que nadie más administrara. Mientras estuvo en vida siempre mantuvo lejos a su familia para protegerlos. Su hija confesó que Andonie Castellanos “estaba cansado” de hablar con las pandillas y pagarles tanto dinero, puesto que también desnivelaba el resto de sus finanzas.

$!Daisy Andonie externó que no piden justicia a las autoridades por la muerte de su padre, sino que todo se lo dejaron a Dios.

Daisy comentó que poco tiempo antes de morir ya no permitía que su familia se subiera a los vehículos que conducía y dejó de visitar varios restaurantes, por lo que suponen fue amenazado, aunque reconoce que nunca se los dijo abiertamente.

“Meses antes de lo ocurrido estábamos en la terraza, me dijo que había orado y que Dios le había dicho que no iba a durar mas de cinco años, entonces empecé a llorar, pero él después dejó entrever que todo era una broma; sin embargo, creo que fue la manera sutil de avisar porque presentía lo que se venía y de alguna manera nos quería preparar emocionalmente”, dijo Daysi.

Claves sobre la muerte de Carlos Andonie
  • > La Policía no presentó capturas ni la Fiscalía registró acusaciones por este caso
  • > Se se supo que la orden de matarlo salió desde el expresidio sampedrano
  • > La teoría más fuerte hasta la fecha es que Carlos Andonie murió producto del cobro de extorsión que le exigían maras y sería el crimen organizado el responsable directo

Se le consultó si recordaba bien el último contacto con su padre. “Por supuesto, era un sábado, días antes del crimen, me pidió que le llevara comida árabe y así lo hice. Al llegar bromeamos, lo abracé y le dije: ´¡Papito, lo amo!´. Si lo volviera a tener cerca lloraría de felicidad y le diría que estoy muy orgullosa de él, que pasan los años y que su nombre aún es un ícono”, exclamó mientras tomaba con sus manos unos cuadros con fotografías del recuerdo.

Aseguró, entre líneas, que nadie nunca supera el dolor por la manera en que Carlos Andonie murió, no obstante, como seres humanos se acostumbraron a convivir con la ausencia, aunque al inicio fue difícil porque era quien les resolvía todos los problemas, representaba la figura de protección y consejos.

“Durante este tiempo sentimos como si todos los días nos dispararan al corazón cuando recordamos que ya no está”, reflexionó con mirada cabizbaja.

Relacionada: Asesinato de Carlos Andonie sigue en la impunidad

Explicó que a la fecha, pese a que autoridades deben actuar de oficio con las investigaciones, el expediente quedó en nada, al tiempo que aclaró que como familia solo desean es vivir en paz. La única información recibida fue que la orden salió del desaparecido centro penal de San Pedro Sula, fue entonces cuando el expresidente Juan Orlando Hernández (2014-2018) aceleró el traslado de reos, aunque ya había planes de cerrarlo y demolerlo.

Del ataque la Policía obtuvo dos videos de cámaras de seguridad de la zona y se supo que el victimario era un joven, quien luego llamó desde la Terminal de Buses presuntamente para comunicar que el trabajo ya estaba hecho. Nunca se identificó a los autores intelectuales, tampoco capturaron al hechor material.

Al sepelio en 2015 llegaron amigos y conocidos de la familia, incluso personas desconocidas que hasta en este momento revelaron que Carlos Andonie les había otorgado becas de estudio o apoyo económico.

Daysi interpretó que quizá su padre tuvo algún altercado con las maras por exigencias de altas sumas de dinero. Como familia no saben exactamente quién dio la orden para asesinarlo, pero ella supone que fue el crimen organizado y que lo habrían hecho por el cobro de extorsión.

Explicó que a la fecha, pese a que autoridades deben actuar de oficio con las investigaciones, el expediente quedó en nada, al tiempo que aclaró que como familia solo desean es vivir en paz. La única información recibida fue que la orden salió del desaparecido centro penal de San Pedro Sula, fue entonces cuando el expresidente Juan Orlando Hernández (2014-2018) aceleró el traslado de reos, aunque ya había planes de cerrarlo y demolerlo.

$!Tras la muerte del conocido dirigente del transporte un grupo de pandilleros fue movilizado bajo fuertes medidas de seguridad hasta la cárcel de Támara en Francisco Morazán.

Del ataque la Policía obtuvo dos videos de cámaras de seguridad de la zona y se supo que el victimario era un joven, quien luego llamó desde la Terminal de Buses presuntamente para comunicar que el trabajo ya estaba hecho. Nunca se identificó a los autores intelectuales, tampoco capturaron al hechor material, quien se presume ya podría estar muerto.

Al sepelio en 2015 llegaron amigos y conocidos de la familia, incluso personas desconocidas que hasta en este momento revelaron que Carlos Andonie les había otorgado becas de estudio o apoyo económico.

Daisy interpretó que quizá su padre tuvo algún altercado con las maras por exigencias de altas sumas de dinero. Como familia no saben exactamente quién dio la orden para asesinarlo, pero ella supone que fue el crimen organizado y que lo habrían hecho por el cobro de extorsión.