El Ulúa amenaza con inundar el casco urbano de El Progreso

El agua continúa ingresando con fuerza en Campo Buena Vista. Medio kilómetro sin bordo en Finca 11 pone en riesgo a varias colonias de las zonas bajas, dice alcalde.

Foto: Héctor Edú

En Buena Vista el Ulúa continúa ingresando con fuerza, dejando incomunicados a los excampos y ocasionando daños en plantaciones y viviendas.

Por: Jacqueline Molina

lun 10 de octubre de 2022

6 min. de lectura

El Progreso, Yoro

Griselda Paz es una sobreviviente de cáncer de mama, que el pasado 24 de septiembre tuvo que salir de su casa con el agua a nivel de las rodillas para poder salvar su vida.

Paz se instaló con su familia en un proyecto habitacional cerca de la entrada de Campo Buena Vista, comunidad donde el río Ulúa volvió a ingresar con fuerza desde el domingo.

La progreseña, de 56 años, relató que durante las lluvias de septiembre, cuando Naranjo Chino comenzó a llenarse, uno de sus hijos logró rescatarla en una motocicleta y desde entonces ha estado mal de los nervios.

" “Ocupamos una intervención robusta de las empresas. Pidan que Jica supervise las obras”. "

Contó que perder todos sus enseres ha sido bastante doloroso y ahora teme que el agua que ingresa por el bordo llegue hasta la casa donde permanece desde hace más de tres semanas.

Al igual que doña Griselda, unas 120 mil personas de las zonas bajas de este municipio se han visto afectadas por las inundaciones de este año.

Pérdidas

Los pobladores de estos lugares han sufrido daños en sus viviendas, han perdido sus enseres y hasta sus cultivos. Mientras que otros se han quedado sin ingresos debido a que las fincas de palma y banano donde trabajan suspendieron labores.

De acuerdo con los informes de la administración municipal, las lluvias de septiembre dejaron pérdidas superiores a los mil millones de lempiras y “la situación actual es aún más crítica”, con las recientes inundaciones ocasionadas por la crecida del río Ulúa.

$!1,726 familias permanecen en los 34 albergues del municipio, haciendo un total de 5,947 personas.

En entrevista con Diario LA PRENSA, Alexander López, alcalde de El Progreso, informó que el municipio continúa en alerta máxima.

Detalló que la reciente crecida ha ocasionado daños mayores en la infraestructura y ahora tienen más de 16 puntos de bordos abiertos.

Para el caso, indicó que en Finca 11 hay medio kilómetro sin bordo y el Ulúa “está entrando como Pedro por su casa, amenazando con inundar el casco urbano”.

$!El municipio continúa en alerta máxima.

Señaló que tuvieron que coordinar el traslado de más de mil privados de libertad del centro penal en la colonia Palermo, al tiempo que ayudaban a evacuar a las personas de este sector.López manifestó que las 72 horas de alerta máxima eran cruciales para mitigar los daños.

Por lo que reclamó mayor celeridad a las empresas que están a cargo de la reconstrucción de los bordos, a la vez que sugirió al Gobierno hondureño que pida ayuda a Japón para supervisar las obras.

Respecto a las descargas de la represa hidroeléctrica Francisco Morazán, dijo que eran necesarias, pero, sugirió que se hicieran unas 72 horas antes. “El mínimo incremento en el Ulúa va a llenar las zonas baja del municipio porque estamos sin bordos”, reiteró.