Retorno de pobladores a sus casas será más lento de lo esperado

Don Jesús Vásquez monitorea todos los días el nivel del Ulúa con la esperanza de regresar a casa pronto, pero expertos advierten que las lluvias seguirán inundando.

Foto: FOTOS: FRANKLYN MUÑOZ

Unos 400 pobladores de estas comunidades están en albergues esperando que el nivel del agua disminuya para volver a sus hogares; no obstante, hay preocupación porque las lluvias fuertes han continuado en la zona.

Por: Jacqueline Molina

5 min. de lectura

El Progreso, Yoro

Los pobladores de los excampos bananeros y varias aldeas de este municipio que resultaron afectadas por las inundaciones continúan esperando en albergues y bordos a que el nivel del agua disminuya para regresar a sus hogares.

Jesús Vásquez permanece en un albergue de la aldea La 40 desde el lunes, luego de que un bordo de contención en el sector de San José del Cayo cediera ante la fuerza del río Ulúa.

Vásquez dio a conocer que en la aldea Miller, donde reside desde hace más de 20 años, el paso está obstruido y el agua, que tapó varias viviendas, “apenas ha disminuido una cuarta”.

El hombre, de 52 años, contó que llama todos los días a su hijo para saber si el agua ha bajado y poder volver a su casa.No obstante, según expertos, esto tomará más tiempo de lo que los progreseños esperan.

$!Copeco extendió la alerta roja para los municipios aledaños al río ulúa por una cuña de alta presión.

Realidad

De acuerdo con el analista técnico hidromensor Luis Dacosta, aún se esperan lluvias durante octubre, por lo que será difícil que el agua estancada en los lugares afectados baje.

Esto debido a que los bordos de contención están dañados y el caudal del río no ha regresado a sus niveles normales, por lo que el agua continuará filtrándose con fuerza en estas zonas.

A esto se suma que tras el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota en 2020, la capacidad hidráulica de los ríos se redujo drásticamente.

" Perdí mi cosecha de maíz por las llenas. Espero que esto mejore para poder volver a mi casa. "

En ese sentido, indicó que la saturación del suelo, el daño en la infraestructura y la falta de capacidad hidráulica podrían provocar que el Ulúa continúe ocasionando estragos cada vez que llueva durante varios días.

“Es necesario realizar un estudio para conocer la situación actual de los ríos y restablecer el equilibrio hidráulico en el valle de Sula, dragando todos los canales de alivio y el cauce principal, así como ampliando la capacidad de salida en la zona baja, que está totalmente azolvada”.

Sin embargo, Dacosta hizo hincapié en que estas solo son medidas paliativas, ya que la verdadera solución será construir las represas El Tablón, Llanitos y Jicatuyo.

Alerta

La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias (Copeco) extendió la alerta roja por 24 horas para los municipios aledaños al río Ulúa desde ayer, debido a la saturación de suelos, daños y una cuña de alta presión.

El boletín indica que una cuña de alta presión generará abundante nubosidad, lluvias, lloviznas y chubascos, de leves a moderados, acompañados de tormentas eléctricas sobre la mayor parte del territorio nacional.