Las remesas salvan al lempira de devaluación

La compensación del déficit comercial por las remesas (y otros flujos externos) posibilitó acumulación de reservas internacionales y la estabilidad del tipo de cambio.

Foto:

Los hondureños que trabajan en el extranjero son baluartes que contribuyen con su esfuerzo a sostener la economía del país.

Por: Juan Carlos Rivera

jue 1 de diciembre de 2022 a las 20:55

16 min. de lectura

SAN PEDRO SULA

Una vez más, las remesas desempeñaron un papel importante para evitar el declive de la economía de Honduras y para mantener el tipo de cambio de referencia (TCR) del lempira frente al dólar.

Por un lado, gracias a las remesas, la economía de Honduras cerrará 2022 con un crecimiento de aproximadamente de 4%, cercano al promedio (3.5%) proyectado para América Latina, y por otro, con un TCR estable, según pronósticos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Regístrese aquí para acceder a LA PRENSA Premium

El Banco Central de Honduras (BCH), en el Programa Monetario 2022-2023 presentado en marzo, proyectó un crecimiento económico de entre 3.5% y 4.5%, una inflación de entre 3.5% y 4.5% y una devaluación de la moneda inferior al promedio de los cinco años previos a la pandemia (2.76%).

El Cohep espera que al finalizar 2022, la devaluación (que el BCH llama depreciación) del lempira frente al dólar “podría estar entre 1 y 2%.De acuerdo con esa organización empresarial, “la compensación del déficit comercial por las remesas y la entrada de otros flujos externos, posibilitó la acumulación de las RIN (reservas internacionales netas) y la estabilidad del tipo de cambio”.

$!La pandemia, los altos precios del petróleo y la escalada de precios de los alimentos en el mercado internacional no han frenado el crecimiento de las remesas enviadas por los hondureños que trabajan en el extranjero.

PIB

Este año, según los análisis de Cohep, el crecimiento del PIB ha sido impulsado porque las remesas enviadas por los hondureños en el extranjero, hasta el pasado 20 de octubre, ascendieron a $6,933.50 millones, aproximadamente 19.4% más que el monto contabilizado hasta igual fecha de 2021, $5,808.0 millones.

El año anterior, las remesas experimentaron un crecimiento de $1,621.6 millones respecto a 2020 (+28.3%) por la reactivación de la economía de Estados Unidos, afectada como la de Honduras, por las restricciones impuestas por todos los gobiernos para frenar la expansión del covid-19.

Los análisis del Cohep destacan que las remesas son un factor económico determinante para la economía, pues superan a la Inversión Extranjera Directa (IED).

Por cada dólar de IED que ingresa al país, entran 10 dólares enviados por hondureños que trabajan en el exterior.

$!En el primer año de covid-19, 2020, mandaron a Honduras $5,730 millones; en 2021, $7,353 millones. Hasta octubre habían enviado $7,207 millones.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está asociado al desempeño y sigue el mismo comportamiento de la economía de Estados Unidos por ser su principal comprador de mercancías.

El PIB es la medida del valor de mercado de todos los bienes (ropa, leche, cervezas, banano, café y otros) y servicios finales (transporte, bancos, profesionales y otros) producidos normalmente durante un año por una economía.

Datos
  • > L24.6248. Tipo de cambio de referencia. Diciembre comenzó con un tipo de cambio de referencia de L24.6248 por 1$, según el Banco Central de Honduras (BCH).
  • > $7,207.9. Remesas al finalizar octubre. Las remesas superaron los $7,000 millones en octubre. A igual mes de 2021, llegaron a $6,011.3 millones, según BCH.

El análisis de Cohep, denominado “Honduras, su economía y perspectivas 2022”, realizado por Santiago Herrera, gerente de política económica de esa organización, advierte que algunos riesgos podrían frenar el crecimiento económico como “las políticas antiinflacionarias de Estados Unidos y Europa, los ‘shock’ de los precios de la energía y alimentos; las presiones inflacionarias, las tensiones geopolíticas, el fortalecimiento del dólar en los mercados, el incremento de los costos de producción y el comercio y la inestabilidad del suministro eléctrico”.

Sin embargo, hasta septiembre de este año, de acuerdo con el último boletín del Banco Central de Honduras publicado a mediados de noviembre, a pesar del contexto internacional adverso, la economía mantenía un desempeño favorable.

Reservas internacionales
  • > Hasta el 30 de noviembre, Honduras contaba con $8,072.6 millones en reservas internacionales netas, según el BCH.

El Índice Mensual de Actividad Económica (Imae) registró un alza acumulada de 5.0% y 5.1% de forma interanual a septiembre de 2022, congruente con la proyección de crecimiento estimada en la revisión del Programa Monetario 2022-2023”, de acuerdo con el BCH.

El Imae es un indicador sintético que mide la evolución de la economía a corto plazo mediante una metodología establecida por la máxima autoridad monetaria y en la cual incluye desde datos de exportación, litros de leche producidos, ventas en el comercio, el ingreso de los restaurantes y hoteles, bares y cantinas, la cantidad de boletos vendidos por el transporte, hasta ingresos mensuales de la compañías telefónicas y todas las otras actividades.

$!Las remesas salvan al lempira de devaluación

Reservas

En los primeros meses de 2022, el Gobierno anunció que recurriría al uso de las reservas internacionales para financiar el pago de los servicios de la deuda externa.

Esto despertó el temor en organizaciones como el Cohep, que advirtieron que a causa de esa medida el país podría enfrentar una inflación de doble dígito y una devaluación acelerada.

Hoy, el Cohep proyecta que Honduras concluirá 2022 con $9,047 millones en reservas internacionales netas. En 2021, el país acumuló $8,677.6 millones.

Hasta el 30 de noviembre, Honduras tenía $8,072.6 millones en reservas internacionales, equivalentes a 5.8 meses de importaciones, más que el tiempo (entre 3 y 4 meses) recomendado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

$!Las remesas salvan al lempira de devaluación

Inflación

Este año aumentó la inflación, pero no por el uso de las reservas, sino por la escalada de precios de alimentos en el mercado internacional tras la invasión de Rusia a Ucrania.El análisis del Cohep indica que “a octubre de 2022 la inflación se situó en 10.18%”. Estima “que el 48.3% corresponden a inflación importada”.

El Cohep advierte que “lo efectos negativos que está ocasionando el contexto internacional, especialmente el conflicto bélico Rusia-Ucrania, ha encarecido los precios de los combustibles, fertilizantes y demás insumos agrícolas, fenómeno que pone en riesgo la seguridad alimentaria de alrededor de tres millones de personas en Honduras si la crisis se prolonga”.