“El sector turismo en Honduras apenas mira la luz”: viceministro Luis Chévez

El funcionario detalló durante conversación con LA PRENSA Premium que el 90% de empresas turísticas que habían cerrado en 2019 ya están de vuelta este 2022.

Foto: Cortesía

Subsecretario hondureño de Turismo, Luis Chévez.

Por: Ariel Trigueros

13 min. de lectura

El turismo ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia desde el año 2020, provocando condiciones desfavorables hasta ahora para miles de propietarios y trabajadores de hoteles, restaurantes, balnearios y otros comercios del rubro.

Perfil
  • > Nombre: Luis Chévez
  • > Ciudad: Tegucigalpa
  • > Profesión: Licenciado en Ecoturismo
  • > Cargo: Viceministro de la Secretaría de Turismo
  • > Dato: Luis Chévez asumió en el cargo de la subdirección de la Secretaría de Turismo, junto a Reizel Vilorio, luego que asumiera como presidente de Honduras, Xiomara Castro Sarmiento.

Luis Chévez, viceministro de la Secretaría de Turismo, conversó con LA PRENSA Premium acerca de cómo se encuentra el sector en este momento en el país y cuáles son las expectativas luego de la Semana Morazánica 2022.

¿Cómo se prepararon para la Semana Morazánica 2022 como nuevo gobierno?

A través de las cámaras de turismo se trabajó para atraer visitantes a sus ciudades y se lanzó una campaña para motivar a los hondureños de que nos quedáramos en el país y consumiéramos lo nuestro. También nos organizamos con la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) para asegurarnos que el traslado de personas fuese sin incidentes.

¿Quiénes se mueven habitualmente durante la Semana Morazánica?

Siempre se da un flujo de visitantes hondureños residentes en Estados Unidos que aprovecha para salir con su familia. La población local, durante este feriado, a diferencia de Semana Santa, más que todo viaja al extranjero, sobre todo a EE.UU.

¿El turista hondureño que se quedó en el país por qué optó más durante el asueto?

Las cifras son claras, aún en Semana Morazánica pesan los sitios costeros, por ello tratamos de impulsar los destinos alternativos como Marcala, La Esperanza, Copán y Olancho, porque realmente Islas de la Bahía, Puerto Cortés, Omoa, Tela y La Ceiba se venden solos, ya están en la mente del consumidor.

¿Cómo le fue a los restaurantes y balnearios durante la última Semana Morazánica?

Ellos tuvieron mayor movimiento en esos días, ya que las personas se movilizaron durante todo el feriado a distintos sitios y esto hizo que estuvieran al tope, los restaurantes son los negocios que más contratan personal extra y es positivo, igual los balnearios.

¿Cómo se encuentra el sector hotelero?

Está en mejoría, las inversiones se han retomado.

¿Cuánto fue la derrama económica y movilización durante esta Semana Morazánica?

Cuantificar el impacto económico a nivel nacional es difícil porque hay que estimar gastos en restaurantes y hotelería únicamente de los turistas, puesto que los locales siguen con consumo interno.

En años anteriores se estimaba la movilización, pero este año decidimos suspender estos estudios porque es difícil y costosos para el Gobierno, se gastaba un millón y medio de lempiras solo en contar movilizaciones. Ahora intentamos una nueva metodología directamente con la empresa privada, que es contabilizar el aumento de ingresos durante, incluso hicimos un pequeño experimento durante Semana Santa, pero no salió como esperábamos porque todavía estamos en ese proceso de que la empresa privada esté dispuesta a dar datos que permitan saber el impacto.

$!Miles de familias aprovecharon el feriado para desplazarse a las playas y al interior del país.

¿Cuál es el estado actual del turismo en Honduras a más dos años de la pandemia?

Está en franca recuperación, este año ha sido positivo en cifras, hemos notado un mayor ingreso de turistas extranjeros, proyectamos que llegaremos al 95% tanto en ingreso de divisas como de personas del exterior en comparación al año 2019.

Las cifras de salud indican que los casos de covid-19 han bajado y eso genera más confianza en viajar, gente que también logró mantener su trabajo tenía ahorros y ahora posee más oportunidades de moverse.

¿Cuál ha sido el mayor impacto económico en el turismo a raíz del coronavirus en Honduras?

El impacto no ha terminado, muchas empresas turísticas en 2020 refinanciaron sus deudas y esto tuvo un impacto fuerte porque se encareció su préstamo, tampoco estaban operando ni recibían ingresos. En 2021 la recuperación fue baja y este 2022 han aparecido nuevas empresas turísticas y se recuperaron algunas que habían cerrado, esto es positivo; sin embargo, la renegociación de deuda se arrastró por dos años y apenas miran la luz.

¿El covid-19 ha cambiado el comportamiento de los consumidores hondureños?

Sí hay cambios, pero más que todo sobre cómo se hace uso de los espacios turísticos. Uno de los destinos que nos ha llamado mucho la atención es Omoa, antes de la pandemia tenían como 50 establecimientos de alimentos y ahora son al menos 88.

Al estudiar esto con los empresarios nos dimos cuenta que parte del fenómeno es que la gente para evitar acumulaciones ya no solo va los fines de semana, sino que periódicamente van a cenar los días de semana y esto mejoró el flujo de visitantes a las playas y restaurantes, además de permitir que la economía esté saludable. En Copán Ruinas, por ejemplo, nació el Paseo de los Girasoles, que se ha convertido en un importante destino turístico emergente.

¿Cuántas empresas han cerrado por la pandemia en el sector turismo?

Se hizo un estudio en 2020, pero muchas empresas han reabierto y no hemos actualizado los datos, aunque estimo que un 90% de las que existían en 2019 ya están de nuevo. Esto se evidencia en la recaudación del impuesto por tasa turística que es el 4% que pagan hoteles y tour-operadores, al 30 de agosto llevábamos cerca de 32 millones adicional a los 78 millones de lempiras logrados en junio.

¿Cómo garantizar un turismo responsable en los próximos años?

Los hondureños necesitamos cuidar nuestro patrimonio, los recursos naturales, que no manchemos cuevas o paredes porque eso deteriora el atractivo. Seamos respetuosos con los entornos que visitamos, contratemos guías locales y no tratemos de tomar ventaja de entrar a un lugar sin pagar nada. Los invito a que Honduras sea su primera opción y que cada centavo gastado lo dejemos acá.