Avistar cocodrilos, una idea para impulsar ecoturismo en El Cajón

La gran colonia de reptiles y la enorme variedad de aves hacen atractivo el embalse. Ya hay varias fincas abriéndose al público ofreciendo espacios familiares.

Foto: Moisés Valenzuela y Francisco Leiva

Mantener el equilibrio entre las personas que viven en el embalse, las empresas que laboran en la producción de tilapia y la fauna es clave para que el entorno y el turismo sean sostenibles en el embalse de la represa.

Por: Jessica Figueroa

11 min. de lectura

Santa Cruz de Yojoa

La pesca deportiva, cuya regulación será revisada, el avistamiento nocturno de cocodrilos, el turismo en fincas donde se puede acampar cerca del espejo de agua y hacer paisajismo y fotografiar aves son solo algunas de las ideas que se están conjuntando para darle impulso al turismo sostenible detrás de la cortina de la represa El Cajón.

Roger Mendoza, jefe de la Unidad de Manejo de Cuencas de la central hidroeléctrica Francisco Morazán, mejor conocida como El Cajón, señala que están abiertos a que la población pueda disfrutar de las bellezas que se encuentran en el embalse.

En la actualidad, este ecosistema artificial tiene una explosión de vida que puede tener su lado positivo, si se ve desde el punto de vista turístico.

$!Detrás de la cortina de la central hidroeléctrica hay bellos parajes que vale la pena conocer.

Además de las colonias de patos que crecen en la zona, también el embalse se caracteriza por ser el lugar con mayor concentración de cocodrilos.

Son especies nativas y por lo tanto tienen un enorme potencial. Según estudios que hicimos hace como 10 años, se contaron más de 2,000 cocodrilos, los que vagan libres por todo el espejo de agua.

“No hemos escuchado que el cocodrilo haya sido una amenaza para la población que vive en las riberas. Al inicio sí se dio una especie de conflicto con los productores de tilapia porque los cocodrilos a veces les rompían las mallas, pero esos sistemas se reforzaron, lo que ya creó un equilibrio”, señala.

" En la competencia entre patos y pescadores son los últimos los más afectados. Encontraremos un equilibrio. "

También hubo una especie de competencia con los pescadores artesanales, ya que los peces encabezan su cadena alimenticia.

“Cuando surgen estas situaciones como con los patos y los cocodrilos, lo que toca es hacer todo un monitoreo de la población. En conjunto con todos los actores involucrados, buscar las soluciones”, señala.

Especies como los patos y cocodrilos son parte de la fauna del ecosistema local. Toca involucrar a todas las entidades como la Unidad de Vida Silvestre del Instituto de Conservación Forestal (ICF).

La presa de aproximadamente 300 metros de longitud está situada en un angosto cañón rocoso e intercepta las aguas del río Comayagua, aproximadamente a dos kilómetros aguas abajo de la confluencia de sus grandes tributarios, los ríos Humuya y Sulaco.

Su embalse es de aproximadamente 94 kilómetros cuadrados de superficie y 5,700 millones de metros cúbicos de capacidad y está situado entre Comayagua, Yoro y Cortés.

Dilia Judith Damas coadministra la finca El Robledal, una bella propiedad, y explica que el terreno ribereño fue cedido o prestado mediante la técnica de trueque ambiental por la Enee para que fuera utilizado con fines turísticos a cambio de conservar la biodiversidad arriba de la cota 301, donde ya se vuelve propiedad privada.

En la finca, familias enteras pueden acampar, disfrutar de hermosos amaneceres y puestas de sol.Además, ofrece paseos en lancha, piscina y la experiencia de convivir con animales de granja. Ahí disponen de un área de 80 manzanas donde se puede convivir con la naturaleza y hacer senderismo.

Para información sobre precios y cómo llegar llame al 9845-1810 con Keneth Valerio Damas, quien administra.

$!Avistar cocodrilos, una idea para impulsar ecoturismo en El Cajón

La presa de aproximadamente 300 metros de longitud está situada en un angosto cañón rocoso e intercepta las aguas del río Comayagua, aproximadamente a dos kilómetros aguas abajo de la confluencia de sus grandes tributarios, los ríos Humuya y Sulaco.

Su embalse es de aproximadamente 94 kilómetros cuadrados de superficie y 5,700 millones de metros cúbicos de capacidad y está situado entre Comayagua, Yoro y Cortés.

Dilia Judith Damas coadministra la finca El Robledal, una bella propiedad, y explica que el terreno ribereño fue cedido o prestado mediante la técnica de trueque ambiental por la Enee para que fuera utilizado con fines turísticos a cambio de conservar la biodiversidad arriba de la cota 301, donde ya se vuelve propiedad privada.

Puede leer: Invasión de patos pone “manos arriba” a pescadores de El Cajón

En la finca, familias enteras pueden acampar, disfrutar de hermosos amaneceres y puestas de sol.Además, ofrece paseos en lancha, piscina y la experiencia de convivir con animales de granja. Ahí disponen de un área de 80 manzanas donde se puede convivir con la naturaleza y hacer senderismo.

Para información sobre precios y cómo llegar llame al 9845-1810 con Keneth Valerio Damas, quien administra.