25/06/2022
12:18 AM

Más noticias

100,000 hondureños ya usan criptomonedas

Las remesas son otra fuerza impulsora detrás de la adopción de criptomonedas en América Latina. En comercios de Honduras hay auge por las criptodivisas.

Datos

48,199 dólares por un Bitcóin es el
máximo precio que ha alcanzado desde enero hasta lo que va de mayo. Mientras su precio más bajo ha sido de $26,500.

18,000 empresas y más en todo el mundo aceptan pagos de criptomonedas a una población de más de 300 millones de criptousuarios, contados al cierre de 2021.

Tegucigalpa. Desde 2017 comenzó a usarlo en el extranjero, ahora en 2022, Alberto Morales, un usuario activo de las criptomonedas, hace sus operaciones en uno de los tres cajeros de Bitcóin disponibles en Honduras.

Considerado un “Bitcoiner”, Alberto, originario de Tegucigalpa, junto con Kevin Morales, otro usuario de esta criptodivisa, viajó desde El Salvador con su monedero encriptado, conocido como DeFi, un término que hace referencia a los servicios financieros que funcionan en “blockchain”, que en español significa cadenas de bloques públicas.

Un análisis hecho al informe de Chainalysis, una plataforma de datos de “blockchain” que brinda servicios de investigación a agencias gubernamentales, casas de cambio centralizados, instituciones financieras y compañías de seguros, destaca que Honduras ocupa el puesto 30 de 144 países del índice de adopción de DeFi 2021, una posición participativa en estas transacciones.

Hasta la fecha, Honduras tiene unos 101,815 usuarios registrados para compra y venta de estos criptoactivos, según el sitio TripleA con datos de Chainalysis, donde ocupa el tercer puesto centroamericano, por debajo de Guatemala y El Salvador, este último aprobó al Bitcóin como moneda de curso legal.

Actualmente existen al menos 10,000 monedas digitales en el mundo, de la cuales el Bitcóin y Ethereum son las dos más estables y rentables para invertir a un alto riesgo.

Honduras analiza su uso

Pese a su demanda, el Banco Central de Honduras (BCH) mantiene su postura de “no supervisar ni garantizar las operaciones efectuadas con criptomonedas como medios de pago en el territorio nacional, por lo que cualquier transacción efectuada con este tipo de activos virtuales es bajo responsabilidad y riesgo de quienes lo realicen”, dice un comunicado publicado el 13 de marzo.

El BCH no rechaza el uso futuro de estas criptodivisas, sin embargo, considera que este tipo de servicios financieros “continúa con el estudio y análisis conceptual, técnico y legal para determinar la factibilidad de emitir una moneda digital de banco central (Central Bank Digital Currency -CBDC-, por sus siglas en inglés) que posea la característica de ser reconocida como moneda de curso legal en el país y por ende sea regulada y cuente con el respaldo del BCH”, aclara.

100,000 hondureños ya usan criptomonedas

Algunos países desarrollados que han permitido el uso de estas monedas, a sabiendas de que no pueden regularlas, han implementado medidas de ética y vigilancia a intermediarios para evitar estafas; pero estas aún no abarcan el lavado de activos, ya que, según expertos, esta modalidad muestra deficiencia para combatir las operaciones a lavadores de dinero, crimen organizado y el mercado negro.

Uso en los latinos

El informe de Chainalysis también revela que América Latina tiene la sexta economía de criptomonedas más grande de las ocho regiones analizada por LA PRENSA Premium, con $352,800 millones en valor de criptomoneda recibido entre julio de 2020 y junio de 2021. Según esa cifra, América Latina representa aproximadamente el 9% de toda la actividad de transacciones.

Sin embargo, a pesar de estar entre los mercados más pequeños, América Latina exhibe una fuerte adopción de base. Tres países latinoamericanos se ubican entre los 20 primeros del Índice Global de Adopción de Cripto: México y Colombia son primero y segundo, mientras Venezuela ocupa el tercer puesto.

100,000 hondureños ya usan criptomonedas

Las remesas del futuro

Según el Banco Mundial, las remesas entrantes en 2020 representaron el 2.4% del PIB para América Latina en su conjunto, más que cualquier otra región que la organización monitorea además del sur de Asia. En países como El Salvador y Honduras, las remesas representan más del 20% del PIB nacional.

“Cuando el Bitcóin sube, aprovecho a invertir”, menciona Kevin Morales, quien comenta que en su país este dinero electrónico está siendo utilizado para las remesas, donde el dinero se recibe íntegro porque no se requieren de intermediarios ni comisiones.

Los expertos aducen que el auge de las criptomonedas en Honduras tiene un incremento de compra por usuarios motivados por el comportamiento de la tasa de cambio, sin embargo, la volatibilidad de las mismas es un riesgo que debe ser tomado por su propia cuenta.

100,000 hondureños ya usan criptomonedas

Una criptomoneda debe existir de forma digital o virtual, y que utiliza criptografía para proteger las transacciones. Las criptomonedas no tienen una autoridad central normativa o de emisión; en cambio, utilizan un sistema descentralizado para registrar transacciones y emitir nuevas unidades.

Una criptomoneda es un sistema de pago digital que no depende de bancos para verificar transacciones. Es un sistema entre pares que puede permitir que cualquier persona en cualquier lugar pueda enviar y recibir pagos. Cuando transfiere fondos de criptomonedas, las transacciones se registran en un libro mayor público. Estas se almacenan en monederos digitales.

Las criptomonedas reciben su nombre debido a que usan cifrado para verificar las transacciones. Esto significa que se requiere codificación avanzada para almacenar y transmitir datos de criptomoneda entre monederos y hacia los libros mayores públicos. El objetivo del cifrado es brindar seguridad.

Para Alberto, esto “es el futuro, Bitcóin se convertirá en la moneda de reserva mundial, porque a través de la historia hemos tenido una reserva de moneda mundial. Los romanos utilizaban el denario, hoy día es el dólar, pero está perdiendo poder”, dijo. Para los “bitcoiners”, en 20 años el Bitcóin alcanzará un límite de 21 millones de monedas y será difícil de adquirir por su alto precio.

100,000 hondureños ya usan criptomonedas