27/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Optimistas previsiones

    Las previsiones en cálculos muy positivos han ocupado lugares destacados en los medios de comunicación, cuyos espacios destinados al feriado de la Semana Morazánica se han seguido al minuto a la espera del anuncio de “buen tiempo” que no será tan bueno, pero dadas las circunstancias tampoco será perjudicial a los intereses de la industria turística y al deseo de miles de hondureños que, desde hoy, se desplazan masivamente a hoteles o a sus lugares de origen.

    En organismos oficiales del sector turístico hay optimismo, sobre todo por las condiciones climatológicas de estos primeros días de la semana. Han cesado las lluvias y las principales arterias viales, aunque sea visible su deterioro, pueden utilizarse siempre con el mantenimiento apropiado de vehículos, particularmente autobuses, precaución en la velocidad y prudencia en aquellos lugares en los que queda aún visible la huella de las precipitaciones.

    La Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) ha destacado personal para proporcionar seguridad en los desplazamientos, particularmente en la salida de las ciudades a fin de que no haya abuso en el número de pasajeros, las unidades hayan pasado la revisión y los conductores de vehículos, también particulares, cumplan con las normas de viabilidad.

    Aunque sea ilusión lo del feriado semanal, en un ambiente tan pródigo en desgracia es necesario soñar, dejar de lado por unos días las inquietudes, frustraciones y problemas mayores para agarrar “fuerzas” por el futuro inmediato, hasta la Navidad, exigirá más que bonitas palabras, deslumbrantes promesas y elocuente discurso. Esto no significa eludir el presente y negar la visión hacia el futuro, sino fortalecer los ánimos, airear la mente para evitar sucumbir ante los descomunales desafíos.

    Las estimaciones revelan que más de medio millón de hondureño se movilizarán con un movimiento financiero, “derrama” dicen ahora, que supera los 800 millones de lempiras. Todo sea en bienestar de la población y en el fortalecimiento de los centros turísticos que proporcionan gran cantidad de oportunidades directas de empleo y también indirecta a proveedores, líneas aéreas, empresas de vehículos y a vendedores ambulantes que por las playas ofrecen artículos o alimentos propios del lugar.

    Una Semana Morazánica pletórica será un indicador muy positivo en la vida nacional de manera que la organización y actividad de las instituciones de prevención sean ese inmenso espejo de país que todos queremos, pese a los graves obstáculos y a las piedras del camino en las que hay visible y evidente riesgo de seguir tropezando. El éxito de estos días es responsabilidad de todos de los que salen y de los que se quedan en casa; de quienes usan sus bienes y de quienes no usan ni abusan de recursos públicos; de quienes no nublan su visión por unos días marcados en el calendario.