Más noticias

Contadores extorsionadores

La población hondureña se siente extorsionada por la Empresa Energía Honduras (EEH) con los altos cobros del servicio del fluido eléctrico. Pero qué importante es que hasta el presidente de la República, Juan Orlando Hernández Alvarado, ha anunciado que el Estado tomará cartas en este abuso.

Las quejas, lamentos y hasta insultos por parte de cualquier cantidad de abonados debido a las tarifas infladas están promoviendo desmesuradamente la crisis de las familias hondureñas. Hay casos extremadamente declarados de cobros a personas de bajos recursos económicos que han presentado facturas impagables, el caso de un guardia de seguridad que le salieron 60,000 lempiras, aun cuando en su pobre vivienda solamente posee un par de focos.

Y qué lamentable es ver y escuchar abonados hombres y mujeres afectados que diariamente se presentan al departamento de atención al cliente de la EEH y que no reciben ninguna aclaración del porqué de esta “extorsión” y peor una solución a esta anomalía. Pues de una forma irresponsable esta empresa colombiana impone un financiamiento para el pago de esa injusta deuda impuesta y que el pueblo no está dispuesto a seguir soportando.

Es inhumano que la EEH ha prometido al Gobierno hondureño amortiguar a corto plazo el déficit de 6,404.6 millones de lempiras que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica ha acumulado hasta la actualidad y que arrastra desde décadas. También positiva la intervención del designado presidencial Ricardo Álvarez al señalar a la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) que regula esos cobros, que se les debe de revisar si están abusando en estos cobros y queriendo traspasar el déficit de la Enee al pueblo hondureño.

Esperamos que estos contadores no sigan extorsionando a los 1,850,000, abonados de un país llamado Honduras.