Cierran campaña electoral en Bolivia, polarizada por figura de Evo Morales

Cuatro misiones de observación internacionales supervisarán la transparencia de los comicios.

ARRIBA (De izq a Der.): Chi Hyun Chung de Partido FPaV, Carlos Mesa de Partido  FRI  (Alianza), Luis Arce del Partido MAS-IPSP; ABAJO (De Izq. a Der.):María Bayá<br/>Partido ADN, Feliciano Mamani de Partido PAN-BOL y Fernando Camacho de Partido Creemos (Alianza)
ARRIBA (De izq a Der.): Chi Hyun Chung de Partido FPaV, Carlos Mesa de Partido FRI (Alianza), Luis Arce del Partido MAS-IPSP; ABAJO (De Izq. a Der.):María Bayá
Partido ADN, Feliciano Mamani de Partido PAN-BOL y Fernando Camacho de Partido Creemos (Alianza)

La Paz, Bolivia.

El candidato presidencial izquierdista Luis Arce cerró ayer su campaña electoral antes de los comicios del domingo en Bolivia, y un día después de que su rival centrista Carlos Mesa llamara a “derrotar definitivamente” el proyecto socialista del exmandatario Evo Morales.

El expresidente Mesa y Arce, el delfín de Morales, son los únicos de los seis candidatos con opciones de ganar, según los sondeos, aunque es posible que la contienda deba definirse en un balotaje el próximo 29 de noviembre.

LEA: ONG denuncian 33 migrantes muertos en México en pandemia

Mesa, quien gobernó en 2003-2005, cerró la noche del martes su campaña en la ciudad oriental de Santa Cruz, cabecera de la región más rica de Bolivia, donde llamó a sus compatriotas a votar por él para evitar que el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales y Arce vuelva al poder. “Que quede claro, que nadie se equivoque, porque somos los únicos que podemos derrotar definitivamente a Morales y a Arce, ya que Arce no es otra cosa que Morales, y Morales ‘never in the life’ (nunca más en la vida)”, declaró Mesa en el colorido y bullicioso acto ante centenares de seguidores de su partido, Comunidad Ciudadana.

Mesa cerró su campaña en Santa Cruz, en vez de en La Paz, en un aparente intento por quitarle votos al derechista Luis Fernando Camacho, líder de un comité cívico local y quien cobró notoriedad hace un año en las protestas que condujeron a la renuncia de Morales (2006-2019).

La campaña ha estado marcada por la polarización entre los partidarios y detractores de Morales, un leal amigo de Cuba y Venezuela, quien afirma desde su exilio en Argentina que Arce es “garantía de la estabilidad, crecimiento económico y redistribución de riqueza”.

Cuatro misiones de observación internacionales supervisarán la transparencia de los comicios, que sustituyen a las elecciones del 20 de octubre de 2019, anuladas tras denuncias de fraude en favor de la reelección de Morales.

“Hemos hecho un llamado general a que se respeten los resultados”, declaró Francisco Guerrero, de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), tras una visita de cortesía a la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

La Prensa