El breve cuestionario con el que jurado decidió el destino de JOH

Un cuestionario de tres preguntas fue suficiente para que el expresidente hondureño tenga que pasar, quizás, el resto de sus días en una cárcel de Estados Unidos

Foto: Jane Rosenberg / EFE

Ilustración del expresidente Hernández y uno de sus abogados durante uno de los días del juicio.

vie 8 de marzo de 2024

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández (2014 a 2022) fue declarado culpable por un jurado compuesto por 12 ciudadanos neoyorkinos en un caso que involucra la conspiración para importar cocaína a Estados Unidos.

El veredicto se alcanzó mediante un breve cuestionario de tres preguntas, las cuales solo fueron respondidas si existía unanimidad entre los jurados, según la instrucción del juez Kevin Castel.

La primera pregunta se centraba en el cargo inicial de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos. El jurado, por unanimidad, marcó a Hernández como “culpable” de este delito, reforzando la contundencia del veredicto.

$!Raymond Colon, abogado de Juan Orlando Hernández, dijo que apelarán el veredicto.

El juez Castel estableció que, en caso de que el jurado hubiera declarado a Hernández inocente del primer cargo, el cuestionario se detendría y se dirigirían automáticamente al Tribunal. Sin embargo, este escenario no se materializó, ya que el jurado consideró al exmandatario culpable de la conspiración para importar narcóticos.

Posteriormente, se presentaron dos preguntas adicionales al jurado, las cuales solo se responderían si Hernández era declarado culpable. La primera cuestionaba si el Gobierno había demostrado más allá de toda duda razonable que el delito imputado involucraba mezclas o sustancias que contenían una cantidad detectable de cocaína. La respuesta, nuevamente por unanimidad, fue un rotundo “Sí”.

La segunda y última interrogante adicional se enfocaba en si el Gobierno había demostrado más allá de toda duda razonable que el delito imputado implicaba cinco o más kilogramos de mezclas o sustancias que contenían cocaína. El jurado, una vez más de manera unánime, respondió afirmativamente con un “Sí”.

$!Cuestionario del jurado entregado al juez.

Otros casos de alto perfil

El expresidente se sumó hoy a la lista de políticos y narcotraficantes latinoamericanos juzgados en tribunales estadunidenses, un grupo al que también pertenecen el expresidente de Panamá Manuel Antonio Noriega, el exministro mexicano de Seguridad Pública Genaro García Luna y el líder del cártel mexicano de Sinaloa Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Hernández, cuya sentencia debe ser dictada próximamente por el juez Kevin Castel, se convierte así en el mandatario latinoamericano de mayor rango condenado por narcotráfico desde el caso de Noriega, sentenciado en 1992 en un juzgado de Florida a 40 años de cárcel por sus conexiones con el cártel colombiano de Medellín.

En los últimos 20 años, Estados Unidos ha visto varios casos de narcotráfico de alto perfil, algunos de los cuales han capturado la atención mundial debido a la notoriedad de los acusados y la magnitud de sus operaciones criminales. A continuación, se describen algunos de los más famosos:

Manuel Antonio Noriega

El exdictador de Panamá es uno de los casos más famosos. Noriega fue llevado a Estados Unidos después de la invasión estadounidense a Panamá en 1989. En 1992, fue condenado por tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado. Cumplió una parte de su sentencia en Estados Unidos antes de ser extraditado a Francia y, posteriormente, a Panamá, donde cumplió el resto de su condena hasta su muerte, en 2017.

Genaro García Luna

El secretario (ministro) de Seguridad Pública de México durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) Gernaro García Luna fue arrestado en Estados Unidos en diciembre de 2019. Acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa a cambio de permitirles operar con impunidad y facilitar el tráfico de drogas, García Luna fue declarado culpable en febrero de 2023 de delitos de corrupción y narcotráfico.

Aunque la defensa ha pedido una repetición del juicio de su cliente argumentando que ha recibido nuevas pruebas que lo exculparían, el pasado 1 de marzo la Fiscalía de Estados Unidos se opuso a ello.

Joaquín ‘El Chapo’

Guzmán Considerado uno de los narcotraficantes más importantes de la historia reciente, el líder del cártel de Sinaloa fue capturado en México en 2016, tras dos espectaculares fugas de prisiones en su país, y extraditado a Estados Unidos en 2017. En 2019, fue condenado por una corte federal de Nueva York por múltiples cargos, incluyendo tráfico de drogas, lavado de dinero y participación en una empresa criminal continua. Fue sentenciado a cadena perpetua.

Dámaso López Núñez

Conocido como ‘El Licenciado’, Dámaso López fue un importante operador del cártel de Sinaloa y se cree que fue fundamental para la fuga del Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad del Altiplano en 2015. Extraditado a Estados Unidos, se declaró culpable en 2018 de tráfico de drogas y otros cargos.

Tony Hernández

Hermano del expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández, quien este viernes fue hallado culpable de los cargos de narcotráfico y armas por un jurado de Nueva York, Tony Hernández fue condenado en 2019 por tráfico de cocaína, armas y mentir a las autoridades. Su caso puso de relieve los vínculos entre el narcotráfico y la política de alto nivel en Honduras.

Édgar Valdez Villarreal

Édgar Valdez, alias La Barbie, ciudadano estadounidense y alto miembro del cartel de Beltrán Leyva. Fue detenido en México en 2010 y extraditado a Estados Unidos en 2015, donde se declaró culpable de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Vicente Zambada Niebla

Vicente Zambada, alias ‘El Vicentillo’, hijo de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, fue líder del cártel de Sinaloa. Se declaró culpable en Chicago en 2013 de tráfico de drogas y fue un testigo clave en el juicio contra el Chapo Guzmán.

Los casos de expresidentes y exministros latinoamericanos juzgados en Estados Unidos en las últimas décadas por cargos relacionados con el narcotráfico son menos comunes, en comparación con los líderes de cárteles de droga, si bien todos ellos ponen de manifiesto la amplitud y complejidad de las operaciones de narcotráfico que involucran a Estados Unidos. EFE

mf/enb

Juicio de Juan Orlando Hernández ➤           

JOH, de aliado de Estados Unidos a condenado por narcotráfico