Más noticias

Casos de Guillain-Barré no se pudieron vincular al zika

Arnold Thompson, neurólogo del Mario Rivas, presentó resultados de un estudio local (2014-2018) en el VII Congreso Científico de la Unah-vs.

Aumento. El mayor incremento de los casos del Guillain-Barré en el Mario Rivas fue en el año 2016 con 51 casos.
Aumento. El mayor incremento de los casos del Guillain-Barré en el Mario Rivas fue en el año 2016 con 51 casos.

San Pedro Sula.

Aunque se asoció el aumento de casos del síndrome de Guillain-Barré con el virus del Zika, las autoridades del hospital Mario Rivas no pudieron confirmar clínicamente su relación.

Así lo dio a conocer un estudio realizado por el neurólogo Arnold Thompson entre 2014 y 2018, el cual presentó en el VII Congreso de Investigación Científica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs).

El profesional dio a conocer que entre esos años recibieron 179 casos de Guillain Barré, el cual tuvo la incidencia más alta en 2016 con 51 personas.

179
pacientes con Guillain-Barré acudieron al Rivas entre 2014-2018. Estos fueron sometidos a estudios de líquido cefalorraquídeo y neurofisiológicos para determinar la enfermedad

Aunque en teoría estos casos aumentaron a la vez con el zika, su relación no se pudo comprobar científicamente, pues requería que cada muestra por persona con el del síndrome fuera enviada al extranjero para ser analizada, algo que incurría en un gasto público millonario.

Sin embargo, en el estudio se dio a conocer que el Estado de Honduras invirtió en inmunoglobulina cerca de L358 millones para salvar a estas personas y ayudarlas a continuar con una vida normal.

Esto se debe a que en promedio a un paciente de 100 kilos se le aplicó hasta 8 dosis diarias de inmunoglobulina, reflejándose un gasto de hasta L100,000 cada 24 horas y un tratamiento total que asciende a L2 millones por cada afectado por Guillain-Barré.

Explicó que enero y febrero fueron los meses cuando más casos se presentaron entre esos años, fenómeno cuya razón tampoco se pudo determinar.

A pesar de la complejidad de la enfermedad y su tratamiento, el índice de contagio en el país actualmente oscila entre 0.72 y 1.94 por cada 100,000 habitantes. Aunque la enfermedad presenta diversas variantes de afectación, los pacientes que acudieron al Mario Rivas presentaron en su mayoría desmielinizante, es decir, que los glóbulos blancos, que son las defensas naturales, atacaron las vainas de melina, las cuales son las encargadas de proteger los nervios del cuerpo. Al destruirse las vainas de melina se destruyen los nervios y por ende el músculo pierde funcionamiento hasta atrofiarse por completo.

Por tal razón el síndrome es considerado una neuropatía disinmune, por su naturaleza autoinmune en la cual las defensas atacan el cuerpo del que son parte.

En cuanto a las manifestaciones clínicas del síndrome, el 46.2% de los pacientes que ingresaron en el Mario Rivas presentaron debilidad en las extremidades; mientras que un 23% parálisis ascendente y un 26.9% afectación de nervios craneales. De los 179 casos, 172 personas sobrevivieron y 152 llevan vidas normales, en parte gracias a los tratamientos de la Teletón Honduras y la rapidez del tratamiento médico. Los restantes presentan dependencia.

_MG_8999(800x600)
Hallazgos. Arnold Thompson presentó el estudio ante la comunidad médica y universitaria en la Unah-vs. Fotos: Moisés Valenzuela