Más noticias

Jueza natural determina que el “Negro” Lobo es extraditable a EUA

Togada declaró con lugar la petición hecha por el gobierno de Estados Unidos.

El 27 de marzo, Carlos Arnoldo Lobo fue capturado y trasladado a Tegucigalpa.
El 27 de marzo, Carlos Arnoldo Lobo fue capturado y trasladado a Tegucigalpa.

Tegucigalpa. El hondureño Carlos Arnoldo Lobo, conocido como el Negro Lobo, podrá ser extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por delitos de narcoactividad luego que una jueza natural declarara con lugar la solicitud hecha por ese país.

La petición ingresó el pasado 25 de febrero, la cual fue registrada con número 005-2014 por el Poder Judicial.

En la misma el Gobierno estadounidense solicitó a Honduras extraditar a Lobo para juzgarlo por los delitos de “Asociación delictuosa para distribuir cocaína sabiendo que la misma sería exportada a Estados Unidos de América y Asociación delictuosa para poseer con la intención de distribuir cocaína estando a bordo de una nave sujeta a jurisdicción de Estados Unidos de América”. En ambos casos se presume que Lobo trataba de distribuir al menos cinco kilogramos de cocaína.

Para resolver esta solicitud, el pleno de la Corte Suprema de Justicia nombró a una de sus magistradas para fungir como jueza natural de extradición, quien en 25 páginas expuso ayer su fallo.

En primera instancia, dicha jueza admitió la petición y libró la orden de captura contra Carlos Lobo, la que fue ejecutada el pasado 27 de marzo en San Pedro Sula.

Al siguiente día, Lobo fue puesto a la orden de la juez, bajo fuertes medidas de seguridad en la capital, donde se celebró una audiencia de información en la cual participó Raúl Suazo, defensor del requerido. En dicha audiencia, la jueza le decretó a Lobo el arresto preventivo, remitiéndolo a la cárcel de máxima seguridad, ubicada en Támara. Desde entonces Lobo permaneció recluido en el Primer Batallón de Infantería, en la capital.

Las evidencias

El pasado 10 de abril se celebró la audiencia de proposición y evacuación de pruebas.

Entre ellas se evacuó la documentación probatoria requerida al Gobierno de EUA, por medio de su representación diplomática, entre ellas la certificación suscrita por el señor John M. Gillies, director asociado Interino Oficina de Asuntos Internacionales, División de lo Penal, Departamento de Justicia de EUA, de la remisión de declaración jurada original, pruebas A hasta D y la traducción al español, de Kurt K. Lunkenheimer, fiscal auxiliar de Estados Unidos en la Fiscalía de EUA para el Distrito Sur de Florida.

En una prueba se presentó copia certificada de fecha 7 de noviembre 2013 de la Acusación Formal expedida por el Gran Jurado contra Carlos Lobo, exponiendo hechos acontecidos desde enero de 2009 en “la cual conspiró con otras personas para traficar cocaína a Estados Unidos”.

Otras refieren a copia de orden de arresto librada en EUA el 7 de noviembre de 2013, la declaración jurada rendida por Karel Matyska, agente especial del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de los EUA, firmada ante Jonathan Goodman, juez magistrado federal del Distrito Sur de Florida.

Por su parte, la defensa aportó sus pruebas documentales, testificales y una inspección a documentos.

Sentencia y apelación

La jueza valoró las pruebas y fundamentó su resolución.

En numerales, la jueza justificó su fallo, fundado en el Tratado de Extradición suscrito entre Estados Unidos y Honduras el 15 de enero de 1909, otras leyes internacionales y nacionales.

Por consiguiente resolvió declarar con lugar la solicitud de extradición promovida por el Gobierno de EUA. En la misma se justifica que se respetan garantías y derechos.

La resolución no fue compartida por Raúl Suazo, apoderado de Lobo, quien llegó ayer a la Corte a notificarse de la resolución adoptada en primera instancia. Después de haber conocido la resolución en la cual se ha declarado extraditable a Carlos Lobo anunció que en un término de tres días la apelará.

“Presentaremos los agravios que nos ha causado esta resolución, más otras cosas pendientes de presentar a la honorable Corte”, dijo.

El plazo para apelar vence el jueves. Sostuvo que no se cumplieron los requisitos establecidos en el Tratado de Extradición, que la misma no habla que es aplicable para hondureños, sino para extranjeros fugitivos.

Asimismo, dijo que las pruebas aportadas por EUA no constituyen culpabilidad de su representado.

Calificó de precedente funesto el fallo de la jueza. “La apelación será presentada en tiempo y forma, veremos qué resuelve la Corte”, dijo. Anunció que de ser extraditable Carlos Lobo presentará, con apoyo de abogados norteamericanos, una demanda en contra del Estado de Honduras ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por violación a derechos y garantías.