La Policía allana 5 casas al exdirector del Seguro Social de Honduras

Según el fiscal Marcio Cabañas, el objetivo del operativo era buscar documentos y otras evidencias.

Elementos de la Policía Militar acordonaron el lujoso apartamento del doctor Mario Zelaya en la colonia capitalina San Ignacio.
Elementos de la Policía Militar acordonaron el lujoso apartamento del doctor Mario Zelaya en la colonia capitalina San Ignacio.

Cinco propiedades que pertenecerían a Mario Zelaya, exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), fueron allanadas ayer en Tegucigalpa por la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y la Unidad de Reacción Fiscal del Ministerio Público.

La Fiscalía contra la Corrupción presentó un requerimiento fiscal contra Zelaya, John Charles Bográn y José Bertetty por los delitos de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos, entre otros.

Según lo informado por el Ministerio Público, fueron cinco las propiedades allanadas simultáneamente, una en el complejo de lujosos apartamentos Quinta Bella, en la residencial San Ignacio, a inmediaciones de la casa del presidente Juan Orlando Hernández.

La acción se ejecutó, específicamente, en el apartamento número 2, donde reside Zelaya.

Otros cateos se ejecutaron en la colonia Palmira, detrás del edificio de las Naciones Unidas y en otros sectores de la capital que no fueron detallados por las autoridades. En la residencia de la colonia San Ignacio se pudieron observar dos vehículos de lujo, supuestamente blindados, una camioneta Toyota Prado blanca y un pick-up Volkswagen Amarok gris.

En Palmira, las autoridades no encontraron nada, según una fuente extraoficial.

Durante el operativo, los residentes permanecieron en el interior de sus apartamentos; algunos apenas se asomaban por las ventanas para observar las acciones de los policías militares.

Mientras la operación estaba en marcha, por otro lado del complejo de apartamentos ingresó una caravana de carros con varios elementos de seguridad a bordo y, según lo revelado por vecinos, era la exprimera dama Rosa Elena de Lobo.

Orden judicial

El fiscal Marcio Cabañas, de la Unidad de Reacción Fiscal del MP, dijo que la operación estuvo orientada a buscar evidencias para documentar la investigación que se sigue en el caso del IHSS.

“El Ministerio Público está dando cumplimiento a una orden judicial de un órgano competente con jurisdicción en el territorio nacional. Estamos haciendo varios allanamientos en vista de que se tuvo conocimiento de que puede haber documentación o elementos para la investigación que se sigue en el caso del IHSS”, expresó el abogado Cabañas.

El funcionario no quiso revelar lo que se encontró en el interior del inmueble y justificó que fue para no entorpecer las investigaciones.

Confirmó que los órganos jurisdiccionales libraron órdenes de captura, que deberán ser ejecutadas por la Policía Nacional o Interpol.

“Estamos trabajando en todas las líneas de investigación, en la que el Ministerio Público está poniendo el mayor esfuerzo con instrucciones superiores y hacer el trabajo de la manera más objetiva y profesional”, expresó sin precisar cuál de ellas.

Trascendió que dentro de uno de los vehículos se encontró documentación consistente en pagos a particulares.

En la Fiscalía se informó que ninguna de las cinco propiedades allanadas fue asegurada porque eso no se solicitó al Juzgado; tampoco los automóviles y otras pertenencias que se encontraron en las propiedades. Solo se recabaron evidencias que servirán para sustentar las acusaciones.

Fiscalía acusó a exdirector

El Ministerio Público formalizó un requerimiento fiscal en contra del exdirector del IHSS, Mario Roberto Zelaya Rojas, por varios delitos ligados a corrupción.

En el mismo requerimiento se incluye al gerente administrativo y financiero del IHSS, José Ramón Bertetty Osorio, y a John Charles Bográn Velásquez.

Se confirmó la acusación en el libro de ingresos de requerimientos fiscales, del Juzgado de Letras Penal, de Tegucigalpa.

En el escrito se consigna que el Ministerio Público los supone responsables de dos delitos de abuso de autoridad, un delito de incumplimiento de los deberes de los funcionarios, malversación de caudales públicos y fraude.

Asimismo, por complicidad en el delito de malversación de caudales públicos y otros fraudes.

Los delitos los habrían cometido los tres imputados en perjuicio de la administración pública y el IHSS.

El requerimiento fiscal lo interpuso el pasado miércoles la Unidad de Reacción Fiscal y fue registrado en el expediente 289-2014. Fue asignado a la jueza número 13, quien declaró en secretividad la presente causa.

En el mismo, el Ministerio Público pidió la orden de captura contra Zelaya y John Charles Bográn.

Por la tarde trascendió que la misma fue librada y ya se giró la notificación a la Policía Nacional e Interpol.

En ella se incluye librar las alertas migratorias en las aduanas terrestres, aéreas y marítimas.

El caso tendría relación con los anuncios de las ordenes de capturas libradas y las alertas migratorias, que hace unos días confirmaron las autoridades de la Policía Nacional y la Dirección de Migración.

Cabe referir que Bertetty Osorio ya fue capturado por una primera acusación en su contra por la supuesta sobrevaloración de 10 ambulancias.

Lo acusó por cohecho, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas, fraude y malversación de caudales públicos.

Por este caso, el Juzgado Penal le decretó un auto de formal procesamiento por los tres primeros delitos, con la medida cautelar de prisión preventiva que cumple en la Penitenciaría Nacional, en Támara.

Fue sobreseído por la malversación de caudales.

Ahora tendrá que retornar al Juzgado a responder por los nuevos cargos que le imputa la Fiscalía.

La Prensa