Respaldo masivo al nuevo presidente de Honduras

La asunción al poder del presidente Juan Orlando Hernández será atestiguada por la comunidad internacional que se ha volcado masivamente al país. Casi un 80% de las misiones que

El secretario general de la OEA, Miguel Insulza, al momento de salir de Toncontín.
El secretario general de la OEA, Miguel Insulza, al momento de salir de Toncontín.

La asunción al poder del presidente Juan Orlando Hernández será atestiguada por la comunidad internacional que se ha volcado masivamente al país.

Casi un 80% de las misiones que vendrán al territorio nacional a ese acto lo hicieron ayer, en su mayoría por el aeropuerto Toncontín de la capital, donde se registró un ajetreo por la seguridad extrema que se les brindó en su arribo y movilización.

Fue medio centenar de delegaciones las que llegaron ayer y que se suman a las 13 que lo hicieron el sábado cuando comenzó el arribo de las misiones. Entre las altas personalidades que vinieron destacan el presidente de Taiwán, Ma Ying-yeu; el príncipe de España, Felipe de Borbón; y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

A la lista de mandatarios que hicieron acto de presencia también se sumó la presidenta de Kosovo, Atifete Jahjaga.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, suspendió a última hora su visita al país. El sábado pasado comenzó el arribo de personalidades que estarán presentes en el traspaso de mando.

Lobo, el anfitrión

El presidente Porfirio Lobo se encargó de darle la bienvenida a la mayoría de delegaciones. Estrechó la mano de los visitantes y tuvo cortas pláticas con algunas de las personalidades.

El primero que recibió fue a su homólogo de Taiwán, Ma Ying- jeou, quien arribó al país a las 8:40 am por la Base Aérea Enrique Soto Cano, en Palmerola, Comayagua, a bordo de un Boeing 747 de la compañía China Airlines, con una delegación de 147 personas, entre ellos funcionarios, empresarios y periodistas.

Lobo se reunió por pocos minutos con Ma Ying-jeou en un salón privado en la base militar.

El presidente Ma, en cortas declaraciones, expresó su satisfacción por estar en Honduras, país que también visitó en enero de 2010, cuando asistió a la toma de posesión del presidente Lobo.

Con seis horas de retraso, el príncipe Felipe de Borbón arribó al país, luego de que el avión de la Fuerza Aérea Española en el que se transportaba sufriera un percance. Tras salir de Espa­ña, el avión en el que iba el heredero del trono de la Madre Patria hizo una escala en República Dominicana y al despegar de esa isla presentó un desperfecto, lo que hizo que el piloto volviera al aeropuerto de esa nación caribeña, donde permaneció unas seis horas.

Una vez resuelto el problema, Felipe de Borbón pudo abordar el avión militar para aterrizar en Palmerola. Desde la base militar se trasladó en carro a Tegucigalpa. Después, el presidente Lobo se movilizó al aeropuerto Toncontín para dar la bienvenida a otras delegaciones. En representación de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, llegó el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Andrés Domínguez, quien calificó como una jornada histórica el traspaso de mando.

Domínguez dijo que era portador del siguiente mensaje de Fernández hacia Juan Orlando Hernández: “El acompañamiento y la disposición plena de la Argentina de compartir en todos los escenarios en los que sea necesario fijar una política común y nuestra gratitud al pueblo de Honduras por su permanente apoyo en el tema de Malvinas en los foros internacionales”.

Llega Insulza

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza también llegó por la terminal capitalina. Insulza remarcó el fortalecimiento democrático que demostró Honduras con el desarrollo de las elecciones nacionales que ganó Juan Orlando Hernández y luego su investidura. “Creo que es un momento muy fundamental de consolidación de la democracia, hemos tenido un proceso electoral importante, concurrido, a nuestro juicio bien gestionado, y vamos a seguir trabajando para ayudar al desarrollo y a la seguridad y la normalidad política de este país”, dijo el funcionario internacional.

“La crisis política en 2009, por lo cual Honduras fue aislada por el mundo, ya es pasado y ahora las cosas son normales y tranquilas”, manifestó Insulza.

“Al presidente Lobo hay que rendirle un homenaje por sus esfuerzos por normalizar la vida política en Honduras”, consideró. Insulza se reunió en horas de la tarde con el presidente electo, Juan Orlando Hernández.

También vino el vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens, en representación del gobernante de ese nación, Daniel Ortega.

Otra que arribó en medio de hermetismo ayer por Toncontín fue la delegación de Estados Unidos, compuesta por la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Steinfeld Jacobson; el secretario del Trabajo, Thomas Pérez; y el asistente especial del presidente Barack Obama y director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental, Ricardo Fitzgerald Zúniga.

Con el mismo sigilo vino la delegación de Cuba, la que tampoco dio entrevistas. La nómina de visitantes se completó -entre otros- por el jefe del gabinete de Marruecos, Omar Chiban; el director de la Federación de Rusia, Victor Ivanov; el primer secretario de Haití, Ronald Placius; el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano; el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, y el canciller de México, José Antonio Meada.

Según miembros de la comisión de traspaso presidencial, por Toncontín arribarán unas 400 personas, entre miembros de delegaciones invitadas por el Gobierno y otros invitados por funcionarios.

Para este día se tiene contemplado que arriben por la Base Militar Hernán Acosta Mejía los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Panamá, Ricardo Martinelli.

Por todo serán unas 80 delegaciones, entre miembros de Gobiernos y organismos internacionales, las que vendrán a la toma de posesión.

La Prensa