El 15 de julio, directorio del FMI ratifica acuerdo Stand by

Al aprobarse el nuevo programa económico comienza la implementación del plan de reformas en el sistema eléctrico y Enee.Escisión de la estatal se materializará este año.

El acuerdo contempla la eficiencia del gasto y la reforma del sistema eléctrico del país.
El acuerdo contempla la eficiencia del gasto y la reforma del sistema eléctrico del país.

TEGUCIGALPA.

Este mes será crucial para Honduras, ya que el 15 de julio próximo se prevé que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) ratificará el acuerdo Stand by suscrito preliminarmente entre una misión técnica de ese organismo crediticio con el Gabinete Económico.

El 6 de mayo anterior, las autoridades hondureñas y el FMI alcanzaron un acuerdo a nivel de personal técnico para una facilidad crediticia combinada de derechos especiales de giro (acuerdo Stand-by) y servicio de crédito ampliado de 24 meses, por un monto de$311 millones.

El programa económico apunta a mantener la estabilidad macroeconómica mediante profundas reformas para garantizar la sostenibilidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), así como crear las condiciones fiscales necesarias para la inversión y el gasto social, manteniendo la estabilidad fiscal.

Condiciones
Un objetivo del acuerdo es mantener la estabilidad macroeconómica y poner en marcha reformas económicas .

Marlon Tábora, embajador de Honduras en Washington y coordinador del Gabinete Económico, confirmó ayer a LA PRENSA que para el 15 de este mes está previsto que el directorio del FMI apruebe el acuerdo.

Tábora reiteró que el nuevo programa económico descansa en el plan de reformas del sistema energético y de la Enee, que, entre otras cosas, contempla el fortalecimiento de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree), la puesta en marcha del operador del sistema, la escisión de la Enee en tres unidades de negocios independientes, la eliminación de la sobrecontratación de energía, la revisión de los contratos con la Empresa Energía Honduras (EEH) y los generadores de energía. “El plan ya se ha presentado y estamos esperando que se apruebe el acuerdo con el FMI, que es lo que nos va permitir empezar a implementar varios temas contenidos en él”, dijo.

Tábora dijo que se ha venido avanzando de acuerdo con lo planeado en el nombramiento del comisionado de la Cree, la aprobación del nuevo marco tarifario y la puesta en marcha del operador del sistema.

Sobre esto último dijo que se espera que en el transcurso de este año se materializará la escisión de la Enee, pero primero se hará una auditoría de activos y pasivos que se trasladarán a cada empresa o unidad de negocios y seleccionar a los tres gerentes con base en un proceso abierto, competitivo y basado en competencias.

Aclaró que el problema de la Enee no se resuelve con la eliminación del contrato a EEH.
Ese es un aspecto completamente falso y que si no se hace de la forma correcta, le saldrá más caro, no solo al Estado, sino a los consumidores”, afirmó.

L100 millones será impacto de la rebaja del 15% del ISV

De alrededor de 100 millones de lempiras sería el impacto de la reducción del 15% del impuesto sobre ventas en la tarifa de energía eléctrica, según estimaciones del Foro Social para la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh).

Ante los altos costos en los valores del servicio de electricidad y los reclamos de la ciudadanía, el Poder Ejecutivo anunció recientemente que procederá a hacer una rebaja al pliego mensual por el orden del 15%, a lo que se suma la leve reducción del 1.5% a la tarifa anunciada por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree).

dr-portadillafmi-020719a(800x600)
La tarifa de energía tiene agobiado a los hondureños.

La reducción del ISV tendrá un impacto en los ingresos fiscales, pero hasta ayer el Servicio de Administración de Rentas (SAR) no tenía un dato preciso.

Consultado por la PRENSA, Roberto Ordoñez, ministro de Energía indicó que “en cuanto al tema anunciado por el presidente todavía estamos haciendo los análisis del impacto para presentárselos a él”.

Diversos sectores sociales consideran que la energía no debe estar gravada con el ISV.

Desconocemos sus alcances: Ismael Zepeda, economista

Con la última misión del FMI que vino al país se anunció con bombos y platillos que había un preacuerdo técnico en el cual ya se habían revisado las variables macroeconómicas, las recomendaciones y, supuestamente, se presentaron algunos planes de rescate sobre todo para las empresas estatales que es una de las preocupaciones más significativas que ha formulado el Fondo porque al final representan un agujero negro en las finanzas públicas.

Eso me lleva a decir lo siguiente: Este acuerdo con el FMI pareciera más un acuerdo con una clase política y económica, que con un país. Es decir, que lo que se ha negociado no se conoce abiertamente más allá de unas declaraciones y pronunciamientos de los funcionarios del Gabinete Económico. Por ahora, los detalles del acuerdo como el plan de rescate de la Enee y de Hondutel se desconocen.

Habría que revisar esta carta de intenciones que supuestamente ya está firmada para saber cuáles son esas acciones que va tomar el Gobierno de Honduras para mejorar la eficiencia del gasto y todo lo que se menciona en los acuerdos con el FMI.

Insisto en que se ha mantenido más una negociación entre grupos y políticos que con un país como tal, porque no sabemos cuáles son esas implicaciones que va tener este acuerdo y el impacto negativo de sus recomendaciones.

La Prensa