Más noticias

Precandidaturas tempranas abren fiebre electoral en los partidos

Los aspirantes están haciendo giras a nivel nacional y organizando sus estructurasRicardo Álvarez, Mauricio Oliva, Tito Asfura y Reynaldo Sánchez aspirarían por el PN.

Ricardo Álvarez, Darío Banegas y Jorge Cálix, tres protagonistas de la fiebre electoral.
Ricardo Álvarez, Darío Banegas y Jorge Cálix, tres protagonistas de la fiebre electoral.

Tegucigalpa, Honduras.

La fiebre de las precandidaturas políticas prematuras comenzó a generar diferentes reacciones internas en varios partidos políticos, entre las que destacan fisuras, por un lado, y acercamientos de diálogo para llegar a acuerdos, en otras instituciones.

Hasta ahora, las precandidaturas aceptadas oficialmente por sus protagonistas son las de Darío Banegas por el Partido Liberal (PL), Ricardo Álvarez, del Partido Nacional (PN), y Jorge Cálix por el movimiento 28 de Junio de Libertad y Refundación (Libre).

No obstante, en esas tres instituciones se menciona a otros posibles presidenciables que no han desmentido su probable participación en las elecciones internas de 2021.

En el Partido Liberal se mencionan, además de Banegas, a los periodistas Raúl Valladares y Renato Álvarez, al actual presidente del Consejo Central Ejecutivo de esa institución, Luis Zelaya, a Óscar Melara; y hay un grupo que está trabajando para lanzar a Yani Rosenthal Hidalgo, quien se encuentra preso en Estados Unidos.

Resultados internas de marzo 2017
1 En las elecciones internas de 2017, el Partido Liberal (PL) obtuvo 700,861 votos con una participación del 12% de la base electoral. Participaron Luis Zelaya, Gabriela Núñez, Enrique Ortez Sequeira, Carlos Montoya y José Martell.

2 En las internas del Partido Nacional (PN) votaron 1,378,770 personas que representó una participación del 23% de la carga electoral. En la contienda participaron Juan Orlando Hernández, con el 92.5 de los votos, y Roberto Castillo el 7.4%.

3 El Partido Libre registró una votación de 461,825 votos, equivalente a 7.97% de la carga electoral. Participaron Xiomara Castro, quien se adjudicó el 93.9% de los votos, Rasel Tomé, el 3.4% de los sufragios y Nelson Ávila el 2.7% .

En esta institución se habla de dos grupos grandes: uno que apoya a Luis Zelaya y otro que respaldaría al precandidato que surgiera entre los que están aspirando a ese puesto.

Partido Nacional. En esta institución se menciona que harían la lucha frente a Álvarez, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva; el alcalde de Tegucigalpa, Nasry, Tito, Asfura; el presidente del Comité Central de ese partido, Reynaldo Sánchez, y Roberto Ramón Castillo que aspiraría con el movimiento Monarca.

El fin de semana, estos políticos se reunieron en Choluteca para celebrar el cumpleaños de Oliva; pero muchos interpretaron ese encuentro como un espacio para iniciar una negociación que envíe un mensaje de unidad partidaria.

Partido Libre. A la precandidatura de Cálix por el movimiento 28 de junio se sumó Carlos Eduardo Reina, a quien habían mencionado como virtual contrincante del primero.

LEA: Cruce de señalamientos entre Partido Liberal y TSE por los expulsados

El diputado de Libre Juan Barahona dijo a LA PRENSA que el movimiento Frente de Resistencia Popular (Frp) está analizando el tema y no descarta lanzar su propio precandidato para que compita con Cálix y otros que surgieran en el camino.

Otros partidos. Salvador Nasralla mantiene sus aspiraciones por el Partido Salvador de Honduras (Psh) que está en formación; Esdras Amado López por la Nueva Ruta, y el diputado de Alianza Patriótica (AP) que está estructurando el partido Todos Somos Honduras (Tsh).

El magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Erick Rodríguez dijo que de acuerdo con la ley, cualquier hondureño tiene el derecho a aspirar a un cargo de elección popular, con la única excepción de que no puede celebrar actos en espacios abiertos.

Cualquiera puede realizar reuniones y decir que tiene determinada aspiración en todos los niveles electivos, expresó el magistrado Rodríguez.

Rodríguez advirtió que en el caso que los aspirantes hagan concentraciones públicas estarían sujetos a las sanciones pecuniarias que establece la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas y la Ley de Política Limpia.

El magistrado explicó que según la ley, las próximas elecciones primarias serán el segundo domingo de marzo de 2021 y las generales el último domingo de noviembre de ese año.

El analista Julio Navarro calificó la proliferación de precandidaturas como la falta de conocimiento de la realidad social y económica del país.

En opinión de Navarro, ninguno de los precandidatos que se mencionan evidencian que tienen una visión de Estado y una estrategia real de cómo avanzar en la reducción de la pobreza.

El analista considera que el principal aliciente de las precandidaturas es que el proselitismo se ha convertido en un buen negocio que también beneficia a muchas personas que trabajan alrededor de ellos.

Según Navarro, muchos hondureños capaces no aspiran porque el sistema no les da posibilidades de triunfar.