TEMAS DESTACADOS

Voz de la mamá alivia el dolor de los bebés prematuros

Hablarles o cantarles genera en ellos una sensación de bienestar, afirman los expertos

Redacción.

Se sabe que las madres secan las lágrimas de sus pequeños a veces con un abrazo, una canción o un beso en una rodilla lastimada. Entonces, quizá no resulte sorprendente que una nueva investigación muestre que los sonidos de la voz de mamá ofrezcan consuelo e incluso alivio del dolor a los más pequeños de todos, los bebés prematuros.

Los investigadores de la Universidad de Ginebra, en Suiza, encontraron que el sonido de la madre mientras hablaba o cantaba no solo reducía el dolor de un niño prematuro mientras el bebé se sometía a procedimientos médicos necesarios en la unidad de cuidados intensivos, sino que también aumentaba sus niveles de oxitocina, la hormona de vinculación que provoca una sensación de bienestar en los seres humanos.

Los resultados revelan que los niveles de dolor que se considera que experimentan los bebés cayeron, en promedio, de 4.5 a 3 en una escala de 21 puntos cuando las madres hablaban.

Por definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera prematuro un bebé nacido vivo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación.

Los niños prematuros se dividen en subcategorías en función de la edad gestacional: prematuros extremos (menos de 28 semanas), muy prematuros (28 a 32 semanas) y prematuros moderados a tardíos (32 a 37 semanas).