La avena se puede consumir con granola, frutas y añada leche para consumirlo en el desayuno.

La avena contiene ácido fólico, ideal para la embarazada y el bebé

SAN PEDRO SULA.

La avena es considerada uno de los cereales más ricos en nutrientes, ya que contiene más grasa que el trigo, más fósforo y hierro que la carne y además es rica en vitaminas del complejo B.

Es abundante en carbohidratos; estos son asimilados rápidamente y absorbidos con lentitud siendo una excelente fuente de energía para los deportistas que la requieren disponible por largos períodos, gracias también a que es rica en almidón.

Aumenta la sensibilidad a la insulina resultando beneficioso, ya que el cuerpo no necesita secretar más de la necesaria de esta hormona natural para mantener sus niveles de glucosa estables; eso ayuda a los atletas que en ocasiones sufren de hipoglucemias.

Rico.

La nutricionista Mariella Herrera indica que la avena es importante en las dietas para controlar el peso porque provoca una sensación de saciedad.

“Es rica en fibra y proteínas, lo que la convierte en un excelente desayuno y ayuda a reducir los niveles de colesterol. Se le conoce como un purificador de la sangre, pues contiene sustancias que encapsulan grasas y toxinas para expulsarlas del cuerpo”, detalla.

Las proteínas en la avena son muy abundantes y esto la convierte en una fuente excelente de aminoácidos esenciales, necesarios para un buen rendimiento de los músculos; posterior al ejercicio también beneficia en la recuperación de estos.

Más beneficios

1. Es un alimento rico en glucosa, ácidos grasos, fósforo y vitamina B1 que ayuda a estar concentrados y dormir mejor.

2. Durante el embarazo se debe consumir porque ayuda a mantener estables los niveles de glucosa y prevenir las náuseas matutinas.

3. Para agua de avena: remojar dos cucharadas soperas en un litro de agua y dejar reposar; colar y tomar como agua de uso.

4. El consumo regular de este cereal ayuda a prevenir el estreñimiento y elimina las toxinas

comentarios