Cuatro consejos para saber utilizar su decimocuarto

Se estima que el 60% de los hondureños utiliza este dinero para saldar deudas de tarjetas de crédito

Se debe ser previsor en lo que gasta y saber para qué le sirve. Es decir convertirse en un consumidor racional.
Se debe ser previsor en lo que gasta y saber para qué le sirve. Es decir convertirse en un consumidor racional.

Honduras.

Por fin llegó el momento de recibir el pago del decimocuarto, ese dinero extra, con el que se pueden saldar deudas pendientes o hacer aquella compra que tanto deseó; sin embargo hay ciertos consejos que debe saber antes de malgastarlo.

Producto del decimocuarto se espera que en la economía de Honduras se muevan alrededor de 7,500 millones de lempiras, así afirma Guillermo Altamirano, experto en economía.

“Nuestra cultura se distingue por ser consumista, muchos gastan este dinero sin analizar el beneficio que le puede aportar a largo plazo”, dice Altamirano.


El experto le brinda cuatro consejos para aprovechar su décimocuarto:

1. Los hondureños deben priorizar las necesidades fundamentales, es decir, antes que nada cubrir aquellas deudas que tienen mayor costo financiero.

2. Si desea comprar algo, hágalo con el dinero en mano, de esta manera tendrá el poder de la negociación, por lo tanto asegúrese de buscar la calidad.

3. Deje algo de dinero para relajarse junto a su familia, es necesario que los involucre.

4. No debe gastar todo el dinero, siempre debe ahorrar por cualquier eventualidad que se presente. “En la mayoría de los casos el 60% de los asalariados en las ciudades principales del país lo destinan para el pago de deudas, especialmente de tarjetas de crédito, por eso muchos no lo disfrutan debido a que ya tienen comprometido este ingreso adicional.

El crédito que más crece en Honduras es el de las tarjetas”, comentó el experto.
Al ahorrar, las personas deben buscar donde le ofrezcan las mejores tazas de interés. con el objetivo de que el dinero trabaje por usted y no al contrario. Además, ser responsable y análitico al momento de invertir este dinero le da beneficios.

“La persona se vuelve más fría, calculadora y segura. Ya que quien gasta todo el dinero siempre está pensando en alternativas que no tiene; sin embargo el que guarda tiene la ventaja de elegir entre lo que conviene o no”, puntualizó el economista.
No caiga en el error de malgastar su catorceavo, inviértalo inteligentemente para el futuro.

La Prensa