Quimistán impulsa vía que le dé salida al mar

La carretera ya existe, es de tierra y poco transitada, pero con proyecto que impulsan se evitaría pasar por el valle de Sula, impulsando el turismo.

Foto:

La vía que conecta a Quimistán y Omoa es transitada por los pobladores que viven en la montaña. FOTOS: Moisés Valenzuela.

Por: Jessica Figueroa

7 min. de lectura

Desde la cumbre de El Merendón, en el municipio de Quimistán, Santa Bárbara, se puede ver el mar, y si su visión es 20/20 incluso puede apreciar los barcos en la bahía de Omoa, tanto de lado de Honduras como de Guatemala.

Allá arriba, el paisaje es fabuloso. En días soleados, el clima baja a 18 grados y las nubes envuelven todo en un manto de frescura. Incluso se divisa el río Motagua en su desembocadura al mar.

Esa posibilidad de ver a Honduras desde otras perspectivas pronto podría estar al alcance de miles de hondureños y extranjeros si se concreta la apertura de una carretera que unirá a los municipios de Quimistán y Omoa y abrirá a todo el corredor occidental del país la posibilidad de tener una salida propia al mar Caribe, evitando al valle de Sula y su caos vial.

61,902

Habitantes tiene Quimistán

Según el INE a 2021. De ellos, 30,971 son hombres y 30,931 son mujeres, 50.03% y 49.97%, respectivamente.

En la actualidad, la vía ya existe, es de tierra, pero es poco transitada. Además de que tiene cuestas empinadas y cimas donde el viento retumba, hay tramos donde se deben cruzar pequeños ríos, ya que no hay puentes.A fin de ver este proyecto hecho realidad se han hecho varias consideraciones y dado pasos concretos.

55,198

Habitantes hay en Omoa

De ellos, 27,392 son hombres y 27,806 mujeres, representando el 49.62% y 50.38%, respectivamente, conforme al INE.

El alcalde de Quimistán, Rubén Darío Pacheco, confirmó a LA PRENSA Premium que ya un equipo de ingenieros de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SIT) realizó justamente ayer una visita de campo para definir el diseño y el número de puentes que se requerirán en el tramo carretero, que se calcula tendrá una extensión de 48 kilómetros lineales.

“Es un proyecto viable. Se solicitó al Congreso Nacional la asignación de presupuesto para su construcción, lo que se discutió y aprobó lleva incorporado el diseño para este 2023”, afirmó.

$!Los alcaldes de Omoa y Quimistán realizaron el fin de semana un recorrido por la carretera con el fin de conocer también la opinión de pobladores de las comunidades.

Importancia

Para el occidente del país, esta nueva carretera representa una vía alterna sin tener que pasar por Puerto Cortés, Choloma y San Pedro Sula.

Tendrá especial beneficio para el transporte de carga y aquellos que desembarcan de Puerto Barrios en el puerto de Santo Tomás de Castilla y tienen que hacer tránsito hacia el sureste de Guatemala o hacia El Salvador.

La nueva vía también acortará distancia y costos, ya que mide 48 kilómetros desde Cuyamelito a Quimistán, y al evitar pasar por el valle de Sula se evitan 170 kilómetros y varias horas de tránsito, que se empeora si hay congestionamiento vial.

“Nosotros como municipio seríamos el primer núcleo poblacional beneficiado de la carretera y por lo tanto aspiramos a tener mayor crecimiento de la inversión, fuentes de empleo y atraer a la industria transformadora, para que pueda asentarse en la zona de Quimistán”, expuso el jefe edilicio.

$!Quimistán impulsa vía que le dé salida al mar

Sobre ese nicho de mercado laboral para transformar mercancía o materias primas ya tuvo acercamientos con el cónsul de Taiwán en una reunión en San Pedro Sula.

“Las principales factorías que tienen en Asia guardan una relación de desventaja con que estuvieran instaladas aquí en Centroamérica o en México. Resulta que para ellos el transporte de las mercaderías transformadas con su principal socio comercial, que es Estados Unidos, resulta más oneroso hacerlo desde allá que poder hacerlo desde aquí, partiendo desde puertos como Puerto Cortés o desde cualquier otro del Caribe hacia Estados Unidos, que es su mercado más grande. Nosotros nos volvemos un potencial municipio propicio a industrializarse porque estaríamos cerca de los dos puertos, y las principales ciudades del mundo se han desarrollado a la orilla de un río navegable o del mar”.

Debido a que la ruta actual pasa por la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cusuco, la vía tendría que desviarse por comunidad de Paso Viejo para respetar la demarcación del parque y solamente habría que conectar las comunidades ya existentes, que de lado de Quimistán son 20 en el trayecto.

$!Quimistán impulsa vía que le dé salida al mar

Potenciar el turismo

Para Omoa, la carretera también resulta un proyecto importantísimo porque impulsará el turismo entre el occidente y las playas del Caribe.

Ricardo Alvarado, alcalde municipal de Omoa, expuso que la carretera impulsará otros proyectos visionarios en el municipio, como es el muelle de cruceros.

“Tendremos más turistas llegando y queriendo ir a las Ruinas de Copán, y por esa carretera se ahorrarían mucho tiempo y dinero. También se podría pensar en impulsar el pequeño aeropuerto de Río Amarillo para mover más rápido a los visitantes”, expuso el funcionario.

A fin de empujar el proyecto, ambos alcaldes recorrieron la vía de terracería el pasado fin de semana para conocer además las necesidades de la zona.

Tanto Omoa como Quimistán tienen en la ruta zonas de reservas ecológicas, por lo que el proyecto debe llevar también medido el impacto ambiental que podría causar abrir una vía de tránsito fluido en la zona.

“El tiempo que se ganaría acortando las distancias es lo más significativo. Luego el turismo, ya que se unirá el corredor Maya con las playas. Además, está todo el comercio que se mueve a través de la aduana de Corinto”, afirmó el alcalde Alvarado.

Quimistán está asentado en un productivo valle adonde se asientan varias maquilas e industrias. En ese municipio también se incluye la construcción de la represa El Tablón. Omoa, por su lado, tiene enorme potencial turístico y de recursos naturales.

$!Desde la cima de ese lado de El Merendón se puede apreciar el valle de Cuyamel e incluso Guatemala.