Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle

El ministro de Sedesol dialogó con los jefes edilicios sobre crear mecanismos de logística con presupuesto para asistir a los albergados e incomunicados.

Foto:

Los alcaldes expusieron en la reunión los puntos donde están destruidos los bordos que deben ser reforzados.

Por: Roxana Rodríguez

8 min. de lectura

SAN PEDRO SULA

Decisiones, logística y presupuesto. Bajo esos puntos se desarrolló una reunión entre el ministro de la Secretaría de Desarrollo (Sedesol), José Carlos Cardona, y los alcaldes de los municipios del valle de Sula afectados por las inundaciones.

Cardona, quien dijo que fue enviado por la presidenta Xiomara Castro para poner orden en los trabajos, explicó que Sedesol coordina la entrega de diez mil cajas de comida en 125 albergues.

Debido a la vulnerabilidad actual del país es imposible impedir inundaciones cuando caen lluvias como las registradas estas dos semanas, más cuando se pronostican nueve temporales en el horizonte, alertó.

Según el secretario, los alcaldes han propuesto crear una fuerza de tarea con una mesa que tome decisiones, con una partida presupuestaria, porque zonas como El Progreso necesitarán la intervención del Estado.

Igualmente, se piensa desarrollar una estrategia para mecanismos de evacuación y que no quede gente aislada en las comunidades.Cada uno de los alcaldes expresaron sus necesidades de logística para evacuaciones.

Los jefes edilicios también mostraron su temor por los bordos que están dañados, así como las pérdidas que han tenido en los cultivos de los que viven en las comunidades que están inundadas e incomunicadas.

El factor presupuesto para asistencia social es otra preocupación. También hablaron de fortalecer el Cuerpo de Bomberos.

Alexander López, alcalde El Progreso

Es urgente la intervención del Gobierno, que dirijan una megarreconstrucción del valle de Sula, que pongan orden, porque estamos muy preocupados y confundidos, pues el mismo ministro de Sedesol, Carlos Cardona, ha dicho que los recursos son escasos y limitados.

Solo en El Progreso hay 14 rupturas de bordos, para lo que se requieren 125 millones, pues hay 32 comunidades anegadas y otras más que se autoevacuaron tras la alerta temprana.

Hay mas de 4,000 manzanas de cultivos de caña de azúcar, maíz, palma, arroz y otros que se han perdido en El Progreso. Luego de 14 días de que muchos pobladores fueron evacuados, la prioridad es la asistencia humanitaria en albergues y zonas donde están incomunicados.

Hay demasiada desorganización en las acciones que se están haciendo, por lo que se ha propuesto hacer una mesa de trabajo que resuelva en la zona.

$!Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle

Gustavo Mejía, alcalde de Choloma

Con esta emergencia hemos visto la necesidad de tener unas lanchas tiburoneras o un helicóptero disponible para trasladar alimentos, pues nos hemos encontrados con la situación que tenemos los granos para llevarlos; pero el helicóptero anda en otras misiones de rescate, mientras las personas atrapadas en los bordos esperan la comida.

Son 2,500 pobladores de Protección, Poza del Reil, Lupo Viejo y Tibombo que requieren ayuda y no tenemos cómo llevársela. Hemos planteado la necesidad de los albergues, donde tenemos 1,500 personas que fueron evacuadas a tiempo de zonas de riesgo.

En Choloma, la situación creemos que empeorará por las crecidas del río Ulúa y la temporada que estaba viviendo de lluvias. También se requiere la rápida intervención para el reforzamiento de los bordos en los Bajos de Choloma, donde los ríos inundaron cultivos.

$!Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle

Santos V. Laínez, alcalde de La Lima

Continuamos con las comunidades de Montevideo, Limones, Paraíso y la 17 de Enero, donde aún no se puede entrar por el lodo que ha quedado luego de haber estado varios días inundado.

Estamos buscando ayudas básicas con Usaid y enseres básicos como estufas, camas, pues perdieron todo, ya que los evacuaron, pero no llevaron todas sus pertenencias. Muchos de los que están en albergues aún no pueden regresar a sus casas.

Después de las crecidas del Chamelecón se identificaron fisuras en los bordos por donde filtró el agua y ya la maquinaria que envió la presidenta Xiomara Castro está trabajando en reforzar, pues en este momento no se puede demoler un bordo.

También se hacen limpiezas en canales y se construye el bordo de Guaruma 2, que es un alivio para los limeños, sobre todo para las colonias Monte de Sión, Guaruma 1 y la Guadalupe, así como para pobladores de Villanueva.

$!Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle

Arturo Castro, alcalde San Manuel

La gente ha sido atendida, pero a medias. Se hizo un plan de trabajo, Copeco ha hecho buen trabajo, pero le faltaron recursos. Si somos realistas, nosotros le hemos entregado colchonetas a la gente, que no es ni el 10 por ciento de lo que realmente requieren.

La gente está ahí, no tiene lo que necesita, no porque no hemos querido, sino porque no ha habido recursos para hacerlo. En la reunión con el ministro de Sedesol, (él dijo que) tiene instrucciones precisas de atender a todos los alcaldes en la emergencia, tiene una ruta de trabajo para que la ayuda que llegue a las personas que más lo necesiten y que traten a todos sin distingo político, y en eso nos hemos puesto de acuerdo a través de los codem.

En San Manuel hubo evacuación a tiempo y hay albergados, pero el río no rompió bordos y no tenemos comunidades bajo el agua como en otros sectores.

$!Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle

Carlos Noé Rivera alcalde Potrerillos

Tenemos 36 rupturas de bordo en todo el municipio, eso fue lo que produjo que el río anegara los cultivos, donde se perdieron 520 manzanas de maíz, 70 de frijoles, 20 de plátanos y unas 10 de hortalizas de las que dependían cientos de familias.

Además, tenemos de las zonas inundadas y en riesgo 639 familias en los albergues que requieren de alimentos a diario, así como de muchos enseres que perdieron por la inundación.

Hemos dado un informe a Sedesol de las necesidades urgentes para la población afectada, así como de obras que se requieren, como la reparación de 56 kilómetros de carretera que han sido dañados por las lluvias, los sistemas de agua potable, así como de la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y la reconstrucción de dos centros educativos que no han podido hacer por falta de recursos municipales.

$!Falta de recursos económicos preocupa a alcaldes del valle