“No pude dormir, parecía que se rompía y dije: ‘Este es el Ulúa’”

Pobladores de El Progreso, Yoro, y Pimienta, Cortés, viven una zozobra por las lluvias. Temen perder sus pertenencias y desalojar sus casas en caso de inundarse.

Por: Ariel Trigueros

Solas y desprotegidas se sienten cientos de familias que viven en los municipios de Cortés y Yoro, aledaños a las aguas del río Ulúa, luego que la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) decretara el pasado jueves alerta amarilla (de vigilancia) ante lluvias registradas en Santa Bárbara.

La población de El Progreso, Yoro, aún no sana el miedo sufrido desde cuando Eta y Iota (en noviembre de 2020) arrasaron con sus pertenencias y azotaron sus viviendas sin freno.

“Aquí en la colonia Misericordia tiene que llover mucho para que el río se rebalse, pero siempre corremos peligro”, comentó Yasmín Quiroz mientras elaboraba unas tortillas muy cerca del puente Plateado y las poderosas aguas que vierte el río Ulúa. En tanto, Valentín Hernández, un campesino de la zona, recordó cómo ha crecido el río en las últimas horas y externó su temor en caso de que el nivel se mantenga o aumente.

“Es triste, estamos preocupados porque vienen meses de lluvia, aquí lo que se hace a veces es mover sacos con arena para que el agua no corra y evite llegue con fuerza a las casas. Anoche no pude dormir porque parecía que el río se rompía y me dije: ‘Es el Ulúa’; luego medio lo taparon, es peligroso, ”, manifestó.

Las tormentas afectan a otros sitios de Progreso como Fátima, San Miguel, San Valentín y sector Guanchías.

$!Se decretó alerta verde para Comayagua, Francisco Morazán, La Paz, Valle, Choluteca, Intibucá, Copán, Ocotepeque y Lempira

El principal terror se siente entre los vecinos de la colonia Policarpo García, este lugar “nada” entre las aguas cuando caen torrenciales. Con una lluvia no tan fuerte que cayó desde los cielos el jueves bastó para que varias de sus calles y viviendas experimentaran filtraciones de agua.

“Cuando llueve en Santa Bárbara nos afecta mucho, estamos preocupados porque casi no ha bajado el agua, estamos pidiéndole a Dios que esto mejore”, expresó doña Iris Rodríguez.

El sentimiento es compartido por Leonela Ruiz, quien tiene su casa a unos cuantos metros del puente Democracia, donde por debajo corren embravecidas aguas y el bordo que hay no representa una verdadera contención. Algunos vecinos incluso usan cayucos desde el jueves para moverse desde su casa y traer alimentos al hogar y no descartan instalar champas para refugiarse en caso de inundación.

Fidel Villanueva y Andrea Martínez, residentes en caseríos La Bomba y Palenque, de la aldea Santiago, municipio de Pimienta, exteriorizaron también su miedo ante posible inundación. En este circuito, cuando los ríos Ulúa, Humuya y Blanco convergen, se llevan lo que está a su paso, incluyendo los múltiples cultivos que hay.

Prevención

Las alertas seguían hasta ayer por la continuidad de lluvias, producto de vientos y humedad desde el Mar Caribe y Océano Pacífico. Los sistemas de alerta temprana y demás entes de primera respuesta monitorean y observan las crecidas del río Ulúa, así como en el valle de Sula y el resto de municipios bajo alerta.

$!Habitantes de municipios cercanos al caudaloso río Ulúa externaron su preocupación porque los bordos no son capaces de contener una alta crecida del río Ulúa.

Bomberos informaron que hasta ahora no hay incidencias. El meteorólogo Francisco Argeñal informó que “tenemos un pronóstico de lluvias con actividad eléctrica para este fin de semana en el occidente y oriente, con acumulados de entre 5 y 10 milímetros y máximos de hasta 30 en montañas altas de Celaque, mientras que en el resto del país como Tegucigalpa y San Pedro Sula se registrarán lluvias menores a los 10 milímetros”.

El experto comunicó sobre la posibilidad de dejar vencer en las próximas horas la alerta vigente y de no extenderla si no es necesario, por lo que quedarán a la espera únicamente de las lluvias que se registren hoy en la noche. “Creemos que la alerta verde no seguirá, aunque sí vigilaremos el movimiento de ondas tropicales que estarían lluvias la siguiente semana”, sostuvo.

Desvalidos ante las lluvias y los huracanes ➤           

En alerta por crecida del río Ulúa; primeros daños en Santa Bárbara