37 de cada 100 lempiras recaudados por ISR provienen de la zona norte

Según datos del SAR, de L2,305 millones captados en 2021 por impuesto sobre la renta, los departamentos del norte contribuyeron con L853 millones, lo equivalente al 37% de la recaudación.

Foto:

Según datos de la SAR del último año, la tasa de exención del ISR más alta de Honduras es la de Ocotepeque, con 70%. Por contra, la más baja es la de Cortés, con 41.2% del total de contribuyentes.

Por: Reynaldo Yanes

San Pedro Sula. La zona norte ha sido reconocida desde hace mucho como la más productiva de Honduras.

No solo sale de ahí más del 60% del producto interno bruto (PIB), sino también una buena porción de los tributos que se enteran al Estado.

Esto se refleja en el aporte que los contribuyentes de esta región del país efectúan mediante el pago de impuestos, en particular, a través del impuesto sobre la renta (ISR).

121,209

De acuerdo con los datos proporcionados por el Servicio de Administración de Rentas (SAR) a través de la solicitud de información SAR-437-2022, tan solo en 2021 (último año del que hay datos completos), el cobro del ISR generó un ingreso de 2,304,692,849.90 millones de lempiras.

De ese total, los contribuyentes de la zona norte aportaron al fisco, en concepto de ISR, 853 millones de lempiras, monto que equivale al 30.6% de la recaudación total por ese concepto.

Lo anterior quiere decir que, por cada 100 lempiras que el SAR recaudó el año pasado en ISR, un poco más de 30 procedían de los habitantes del norte.

Ahora bien, ¿de qué departamentos estamos hablando cuando decimos “zona norte”?

Regionalización tributaria

Aunque hay diversos modelos de subdivisión territorial, para efectos de este análisis utilizaremos la propuesta por el sitio digital Redhonduras.com, el cual postula que el país se subdivide en seis regiones principales:

Por un lado la región noroccidental, que comprende los departamentos de Cortés, Santa Bárbara y Yoro; mientras que Atlántida, Colón, Gracias a Dios e Islas de la Bahía conforman la zona nororiental.

Una tercera región es la occidental, que agrupa los departamentos de Ocotepeque, Copán y Lempira.

También existe una zona centroccidental y una centroriental. En la primera se ubican Intibucá, La Paz y Comayagua, mientras que la segunda está constituida por Francisco Morazán, El Paraíso y Olancho.

16,290.2

Finalmente, la región sur, claramente definida por los departamentos de Valle y Choluteca.

Al cruzar los datos, obtenemos que los contribuyentes de la región noroccidental aportaron en 2021, 705 millones de lempiras, monto que equivale al 30.6% del total recaudado.

En tanto, la región nororiental aportó unos 148 millones de lempiras en concepto de ISR, es decir, el 6.4% de la recaudación total.

Entre estos dos sectores (noroccidental y noriental) suman una recaudación de 853 millones de lempiras, que representan el 37 por ciento de los ingresos a la SAR por el impuesto sobre la renta.

La región occcidental aportó un poco más, contribuyendo con 174.8 millones de lempiras o el 7.6% de todo lo recaudado.

El aporte de la región centroccidental fue, de acuerdo con el análisis, de 80.1 millones de lempiras, equivalente al 3.5% del total de ingresos por este concepto.

La región centroriental, que incluye al departamento de Francisco Morazán -donde se encuentra la capital de la república-, se erige en la mayor aportante de ingresos por ISR, en virtud de su alta concentración de población.

De acuerdo con los datos analizados, los contribuyentes de esta región aportaron 1,136.1 millones de lempiras en 2021 por concepto de ISR. Dicho monto representa casi la mitad (49.3%) de los ingresos obtenidos por el Estado en concepto de impuesto sobre la renta, la contribución más alta entre todas las regiones.

En cuanto a los contribuyentes de la región sur, su aporte al fisco fue de 60.4 millones en concepto de ISR, equivalentes al 2.6% del total de la recaudación.

Recaudación segmentada

Como ya se mencionó, los contribuyentes de Francisco Morazán son los que, individualmente tuvieron la mayor aportación al fisco con el 44% del total, es decir, un poco más de mil millones de lempiras.

Por la misma razón, se cuentan como el departamento con el mayor número de contribuyentes, constituyendo el 31% de todos los hondureños que pagaron ISR en 2021. En el otro extremo de ese espectro se encuentra, como podía esperarse, el departamento menos poblado del país: Gracias a Dios.

Los contribuyentes de esta zona aportaron el 0.1% de la recaudación, lo que equivale a poco más de 1 millón de lempiras, una cantidad nada despreciable si se toma en cuenta que fue pagada entre solo 110 contribuyentes.

El pago del ISR divide a los contribuyentes en tres niveles principales de acuerdo con el porcentaje de su renta con el que tributan.

Tan solo el año pasado, la base de contribuyentes la componían 121,209 personas. El grupo mayoritario lo componen quienes pagan el 15% de sus ingresos, los que constituyen aproximadamente un tercio del total (34.9%). Enseguida vienen los que tributan con el 20% de sus ingresos y que, según los datos del SAR, representan el 8.3% de todos los que tributan.

Beneficio fiscal

En tercer lugar tenemos a quienes contribuyen con el 25% de sus ingresos, con el 4.2% del total. Pero si bien este grupo, de mayores ingresos, es el menos numeroso, es el que más contribuye con la recaudación, siendo responsables de aportar el 61.2% del total recaudado.

El 25% de la recaudación recae en los contribuyentes del 20%, mientras que los del 15% aportaron en 2021 el 13.5% de lo recaudado.

El resto de la base de contribuyentes, más de la mitad, de hecho (52.6%) se encuentran exentos porque su nivel salarial se encuentra por debajo del mínimo para tributar. Para este 2022, la base de exenta requiere un ingreso de por debajo de L181,274.57 al año, o, lo que es lo mismo, 18,439.55 lempiras mensuales.