Tesla, afectada por competencia e innovación

Los autos chinos y europeos aumentan la competencia a Tesla con vehículos eléctricos.

Foto: Felix Schmitt para The New York Times

Un vehículo eléctrico BYD en un auto show en Múnich el año pasado. La armadora ha superado a Tesla en ventas de VEs.

jue 4 de abril de 2024

Por: Melissa Eddy y Jack Ewing/The New York Times

BERLÍNElon Musk mostró un tono desafiante el 13 de marzo, parado en la fábrica de Tesla cerca de Berlín una semana después de que un pirómano prendió fuego a una torre de alta tensión y paralizó la producción.

“No pueden detenernos”, dijo Musk, director ejecutivo de la empresa, a los trabajadores.

Pero cada vez hay más señales de que Tesla puede no ser tan imparable como parecía. Las ventas de autos de la compañía ya no crecen a un ritmo vertiginoso. Los fabricantes automotrices chinos y marcas establecidas como BMW y Volkswagen están inundando el mercado con autos eléctricos. Y Tesla ha tardado en responder con modelos nuevos.

Las numerosas empresas externas de Musk y su afición por hacer declaraciones polarizantes y atacar a personas con las que no está de acuerdo han planteado dudas sobre qué tan concentrado sigue en la administración de Tesla. Wall Street está cada vez más preocupado: el precio de las acciones de Tesla ha perdido un tercio de su valor este año, incluso cuando los principales índices bursátiles han alcanzado niveles récord.

$!Elon Musk, CEO de Tesla, visitó la fábrica de la armadora cerca de Berlín en marzo, después de un paro temporal.

“Una apuesta por Tesla siempre ha sido una apuesta por Musk”, dijo Eric Talley, profesor de la Facultad de Derecho de Columbia en Nueva York que se especializa en derecho corporativo, gobernanza y finanzas.

Auge de vehículos eléctricos chinos

En una entrevista con el ex conductor de televisión Don Lemon disponible vía streaming en línea el 18 de marzo, Musk dijo: “Las acciones suben y bajan, pero lo que realmente importa es si fabricamos y entregamos excelentes productos”.

El paro en producción de una semana en la fábrica de Tesla en Grünheide, el segundo este año, fue sólo un revés temporal. Pero la caída en el precio de las acciones indica que los inversionistas están reevaluando las perspectivas a largo plazo de Tesla.

Los fabricantes de automóviles chinos como BYD, SAIC y Geely Auto están lanzando docenas de modelos nuevos. Los analistas dijeron que la Cybertruck de Tesla, una camioneta futurista que salió a la venta el año pasado, probablemente atraería a un grupo relativamente reducido de compradores dado su alto precio y su diseño poco convencional. Y mientras que Tesla está trabajando en un auto eléctrico que costaría alrededor de 25 mil dólares, no se espera que salga a la venta en grandes cantidades hasta el 2026.

Tesla ha ajustado repetidamente los precios en respuesta a la demanda, recortándolos para impulsar las ventas y luego, a veces, subiéndolos de nuevo. Los analistas dicen que la estrategia ha erosionado las ganancias sin hacer mucho por aumentar los ingresos. Los recortes también han reducido el valor de reventa de los coches Tesla.

Tesla enfrenta una intensa competencia en China, el mercado automovilístico más grande del mundo, donde más de un tercio de las ventas de autos nuevos son eléctricos. BYD superó a Tesla en ventas mundiales de vehículos eléctricos en los últimos tres meses del 2023 con una variedad de sedanes, vehículos utilitarios deportivos y subcompactos baratos. Su modelo Seagull tiene un precio de menos de 12 mil dólares en China.

Incluso después de los recortes de precios de Tesla, los sedanes Modelo 3 y los SUV Modelo Y fabricados en Shanghai son mucho más caros que muchos modelos chinos. Los fabricantes de automóviles europeos y chinos también están introduciendo nuevos vehículos eléctricos. Más de 150 saldrán a la venta para cuando finalice el año, de acuerdo con HSBC.

Al mismo tiempo, Tesla no está bien posicionada para competir en el mercado de lujo porque sus autos no ofrecen tantas comodidades como los fabricados por empresas como BMW o Mercedes-Benz, dijo John Helveston, profesor asistente en la Universidad George Washington, en Washington, que ha estudiado los hábitos chinos de compra de automóviles.

“En China hay tantas opciones excelentes que Tesla simplemente cae en el medio”, dijo. “Es un coche demasiado costoso para el lujo que ofrece”.

©The New York Times Company 2024

The New York Times International Weekly ➤           

Costa Rica busca convertirse en el Silicon Valley de América Latina