Australia asolada por precoz época de incendios

Cientos de incendios arden en el este de Australia tras el invierno más cálido jamás registrado.

Foto: Departamento de servicio de emergencias e incendios.

Bomberos observan cómo arden pastizales cerca de Wannaroo, al norte de Perth, el 23 de noviembre.

jue 30 de noviembre de 2023

Por YAN ZHUANG/ The New York Times

El invierno más cálido jamás registrado, seguido de una primavera inusualmente cálida y seca. Cientos de incendios a lo largo de la costa este de Australia, incluyendo uno que arrasó con 53 casas en Queensland. Y a finales de noviembre, un incendio devastador a unos 20 kilómetros del centro de la Ciudad de Perth fue alimentado por una ola de calor inusualmente temprana y fuertes vientos.

Aún no es verano, pero la temporada de incendios en Australia ya está en marcha, en el ejemplo más reciente de cómo el cambio climático está alterando los ritmos de la vida en toda la Tierra. Impulsado por el patrón climático de El Niño, es el primer año seco y caluroso desde el verano de 2019-2020. Se espera que sea la peor temporada de incendios desde ese periodo, cuando casi 500 personas murieron por exposición al fuego e inhalación de humo, y miles de hectáreas fueron consumidas.

“Aún estamos en el arranque de la temporada de incendios y ya hemos tenido cientos de incendios desde principios de octubre”, dijo el mes pasado Stephen Dawson, Ministro de Servicios de Emergencia de Australia Occidental.

Muchos expertos prevén un verano difícil.

“Todos los diagnósticos nos dicen que estamos entrando en terreno peligroso”, dijo David Bowman, profesor de Pirogeografía y Ciencias del Fuego en la Universidad de Tasmania.

$!Desde octubre han estallado cientos de incendios en Australia. Un incendio cerca de Wannaroo, al norte de Perth.

Las autoridades y los expertos no creen que este verano sea tan malo como el del 2019-2020, porque está precedido por años de lluvias e inundaciones en lugar de sequía. Y dicen que Australia está mejor preparada, con una mejor coordinación entre agencias y más recursos de combate a incendios. Pero las condiciones en Australia ejemplifican cómo el cambio climático está haciendo que los incendios sean más impredecibles y que combatirlos sea más difícil, dijo Bowman.

Cambio climático

Los bomberos en algunos Estados batallaron para completar la quema preventiva, ya que el cambio climático acortó el tiempo que tenían para trabajar, dijo. Y en algunas zonas, la vegetación que floreció tras años de fuertes lluvias se ha secado rápidamente.

“Tenemos todas estas cosas que están cambiando: este aumento repentino de cargas de combustible después de La Niña, todo secándose debido a El Niño y el clima de verano en primavera”, dijo.

Cuando Michele Eckersley y Andrew Lawson compraron una propiedad en la costa sur de Nueva Gales del Sur, en el este del País, estaban conscientes del riesgo de incendio. Instalaron un sistema de rociadores en el techo y planearon reemplazar su terraza con madera a prueba de fuego.

Lo que no esperaban era que se produjera un incendio el 1 de octubre y arrasara aproximadamente la mitad del terreno de su propiedad.

“Creíamos tener tiempo”, dijo Eckersley, de 60 años.

“Todo ha cambiado”, añadió Lawson, de 62 años. “Y muy rápido”.

© The New York Times Company