Más noticias

Reos trasladados a El Pozo eran asesinos, extorsionadores y “quemabuses”

En el operativo llevaron a El Pozo a los reclusos más peligrosos.

VER MÁS FOTOS
/

San Pedro Sula, Honduras.

El operativo efectuado por las autoridades de Honduras para trasladar a 755 reclusos del Centro Penal Sampedrano hacia la cárcel de El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara, se centró en llevar a la prisión de máxima seguridad a los prisioneros más peligrosos que había en la cárcel de San Pedro Sula.

Según un informe enviado por las autoridades gubernamentales, en su mayoría, los trasladados eran miembros de la pandilla 18 y la MS-13.

Entre los trasladados estaban los reclusos más temidos, quienes, según confirmaron las autoridades, continuaban cometiendo delitos, ordenando matanzas, extorsiones, entre otros crímenes, desde el interior del Centro Penal de San Pedro Sula.

Un informe detallado enviado por el Gobierno de Honduras revela que entre los trasladados a El Pozo se envió a asesinos, extorsionadores, “quemabuses” y secuestradores, entre otros.

Además, algunos de los acusados, como Marvin Edgardo Núñez Díaz, alias Killer, de la MS-13, es acusado de asesinar a agentes de la Policía, de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) y militares.

Entre los desplazados se informó que al menos 43 eran cabecillas de la pandilla 18 y de la MS-13.

Los informes presentados por las autoridades hondureñas indican que con este traslado masivo de reos se mejorará mucho la seguridad en el interior del centro penitenciario de San Pedro Sula.

Asimismo, este traslado ayudará a que se reduzca el hacinamiento que ha habido en esta prisión.

El Gobierno de Honduras confirmó que por el perfil de alta peligrosidad de estos reclusos se les mantendrá en aislamiento y solo podrán ver la luz del sol durante una hora al día. Se dio a conocer, además, que en la cárcel de máxima seguridad no tendrán acceso a teléfonos ni otras comodidades como las tenían en San Pedro Sula.