Más noticias

Entre 400 y 500 mil armas circulan en Honduras legalmente

Anuncian estricto control para venta de municiones en Honduras

La Policía tiene 7,000 armas de alto poder en una bodega de Casamata, que fueron decomisadas.
La Policía tiene 7,000 armas de alto poder en una bodega de Casamata, que fueron decomisadas.

Tegucigalpa, Honduras.

Luego que LA PRENSA demostró que no solo La Armería vende municiones en la capital, sino también algunos almacenes en los mercados de Comayagüela, desde el Congreso Nacional se anuncian estrictas medidas para la venta de municiones y armas en Honduras.

La próxima Ley de Portación y Tenencia de Armas y Municiones comenzará a discutirse en julio próximo y contempla medidas rigurosas para el control de armas y proyectiles.

En la actualidad, solo La Armería está autorizada para el comercio de armas y municiones, sin embargo, un débil registro y la ola de violencia que atraviesa el país, hace que las balas se vendan al mejor postor y que se desconozca oficialmente el número de armas que circulan ilegalmente.

“Solo con el registro de portación de armas le van a poder vender municiones en La Armería, único comercio autorizado para venderlas. En la actualidad solo con la tarjeta de identidad le venden proyectiles y eso es lo que estamos tratando de cambiar en la nueva ley”, explicó el diputado presidente de la comisión de seguridad del Congreso Nacional, Tomás Zambrano.

mm armasnueva1 190515(1024x768)
Estas fueron las balas compradas en un negocio de la capital.

Según el diputado, entre 400 y 500 mil armas comerciales circulan legalmente en Honduras. Afirmó que el desarme general del que tanto se habla queda descartado en la nueva legislación que se someterá a discusión.

Legalmente, el departamento más armado es Olancho, aunque se desconoce el número de armas que circulan.

Una investigación de la sección dominical Dossier de LA PRENSA publicada en octubre de 2014, reveló que con armas Ak-47, mini uzis, pistolas calibre nueve milímetros y armas hechizas están matando a los hondureños. Lo que más preocupa a las autoridades de investigación criminal es constatar que el 97% de esas muertes se cometen con armas ilegales.

La oficina de balística solo tiene registradas 400 mil armas, que compiten con más de un millón de artefactos ilegales, que a criterio de especialistas, son las que circulan en el país.

“Los hondureños tienen en sus manos casi un millón de armas, en gran parte de manera ilegal”, explicó entonces Víctor Meza, analista.

JF armas7 180515(1024x768)
Medicina Forense realiza los peritajes balísticos.

Seguridad

“Porto mis armas desde que tengo 20 años. Tengo dos armas registradas, una de cacería y una pistola. Me siento más seguro y cuando el Estado me garantice que las calles están libres de delincuentes, las entregaré”, relató Francisco Ordóñez, un olanchano que cree que el Estado ha fallado en el sistema del registro balístico, el que considera no confiable. “Las armas no matan por sí solas, son las personas irresponsables y los delincuentes que lo hacen”, afirmó.

Debido al descontrol en el uso de estos artefactos, desde marzo de 2014, el diputado Osman Aguilar, del Partido Liberal, propuso una nueva ley, sin embargo un año después el proyecto está siendo dictaminado por los congresistas.

“La actual ley es muy permisiva al dejar que un ciudadano pueda registrar cinco armas de fuego, además de que no hay restricciones para la compra de municiones”, manifestó Aguilar, quien espera que pronto esté listo el dictamen.