Más noticias

L10 millones sustrajeron falsos becarios en Salud

Hija de una auditora de la Secretaría de Salud es una de las personas beneficiadas con los pagos irregulares. De 86 falsos estudiantes que recibieron las becas, la cifra subió a 157.

Falsos estudiantes de Medicina cobraron millonarios recursos de la Secretaría de Salud.
Falsos estudiantes de Medicina cobraron millonarios recursos de la Secretaría de Salud.

Tegucigalpa, Honduras.

El daño patrimonial por el despilfarro de becas en la Secretaría de Salud pasó de 6.1 millones a 10 millones de lempiras, según los avances en las investigaciones del Ministerio Público (MP), señaló una fuente ligada a las indagaciones.

LA PRENSA reveló el pasado 7 de enero que Salud había erogado por salario-beca 6.1 millones de lempiras a 89 falsos estudiantes de Ciencias Médicas entre los años 2014 y 2016.

No obstante, el Ministerio Público obtuvo nueva información que señala que otras 71 personas que se hicieron pasar por universitarios o pasantes de cursos cobraron otros cuatro millones de lempiras en becas en ese mismo lapso. Así las cosas, el total de beneficiados con el despilfarro fueron 157 y la cifra global de la defraudación ascendió a 10.2 millones, según una fuente que tuvo acceso a la investigación del caso que realiza la Fiscalía para la Transparencia y Combate a la Corrupción del MP.

La Secretaría de Salud nombró una comisión especial para indagar sobre la presunta retribución anómala de becas a personas que se hicieron pasar por estudiantes de las facultades de Medicina, Enfermería y Microbiología en internado rotatorio o servicio social.

La comisión emitió un informe, revelado en exclusiva por LA PRENSA, en el que se detalla que 89 personas recibieron el estipendio de L6.2 millones gracias a que se usó un acuerdo de autorización de pagos de becas que había sido anulado.

hija.928(1024x768)
Pruebas que comprometen a hija de auditora.

De igual manera, se comprobó que ninguna de las dependencias de Salud adonde se tramitan las becas conoció de algún procedimiento para efectuar ese pago.

El listado de 86 falsos estudiantes fue ingresado directamente en el Departamento de Planillas de la Secretaría de Salud para que la Secretaría de Finanzas les creara un código y se generara la retribución al margen de la ley.

La Secretaría de Salud remitió el informe en 2016 al Ministerio Público, que al continuar con las pesquisas logró determinar que el monto de lo defraudado es mayor al indicado en el reporte.

Requerimientos

Cuando LA PRENSA reveló el escándalo del pago de las becas, el Ministerio Público informó que estaba casi listo el requerimiento fiscal contra los responsables y que estaban verificando la relación familiar entre los beneficiados.

La Unidad de Investigación de este rotativo consultó al Ministerio Público si había nuevos avances en las investigaciones, y afirmaron , una vez más, que el requerimiento está pronto a presentarse.

El salario beca es una retribución que hace la Secretaría de Salud a los estudiantes de último año de Ciencias Médicas de universidades públicas que realizan el internado.

Los estudiantes de Medicina que cursan el séptimo año hacen el internado rotatorio (práctica en hospitales con asignaturas) durante 12 meses, por el cual se les paga un salario-beca de 5,800 lempiras, y los de octavo año hacen el servicio social (solo práctica en hospitales) y reciben 6,900 por ese mismo lapso.

medicos.69(1024x768)
LA PRENSA reveló este 7 enero el informe que detalla cómo se hizo la operación ilegal de pago de becas a personas que no son estudiantes de Medicina.

Hija de auditora

De acuerdo con la información, una de las personas presuntamente beneficiadas con las becas es una hija de una auditora interna de la Secretaría de Salud.

Según los documentos en poder del Ministerio Público y a los que LA PRENSA tuvo acceso, Romelia Michell Polanco Pineda, hija de la auditora interna Ana Lilian Pineda Barrientos, habría cobrado 75,800 lempiras entre 2014 y 2015 por una beca de servicio social al hacerse pasar como estudiante Auxiliar de Enfermería.

La documentación en poder de la Unidad de Investigación detalla que en 2014 se le canceló a Pineda Barrientos 37,800 lempiras, de los que 2,800 se le pagaron en enero y durante los restantes 11 meses habría recibido 3,000 mensuales.

En 2015 se le pagó tres mil lempiras mensuales durante 12 meses por ese mismo concepto, indica el informe. A las enfermeras que hacen servicio social se les paga beca solo por un año, pero Romelia Michell Polanco Pineda logró que se le diera el estipendio durante dos años.

Infructuosas resultaron las solicitudes de reacción que hizo LA PRENSA en el Ministerio Público para conocer qué nuevos avances había en la investigación del despilfarro de dinero.

También se solicitó una entrevista con el ministro de Salud, Octavio Sánchez, pero no hubo respuesta a las peticiones de información sobre el tema.