Más noticias

Esperan declaración de más testigos contra padre Flores

El cura Flores deberá responder a los señalamientos que hay en su contra por supuestos ataques sexuales.

Imagen del padre German Flores.
Imagen del padre German Flores.

Tegucigalpa, Honduras.

El Ministerio Público (MP) está a la espera de recibir la declaración de más testigos que aseguran que fueron víctimas de actos de lujuria por parte del sacerdote German Flores, de Danlí, El Paraíso.

Hasta ayer solo dos testigos habían declarado en contra del clérigo, según informaron autoridades de la Fiscalía General de la República.

Yuri Mora, portavoz del MP, expresó que la Fiscalía de la Mujer está a la espera de recibir más testigos para poder seguir con la investigación.

Además
El Ministerio Público ya trabaja en un proceso de investigación sobre el caso del cura de Danlí, luego de varias denuncias en su contra por supuestos actos de lujuria en contra de algunas muchachas.

La pena por actos de lujuria es de tres a cinco años, según el artículo 141 del Código Penal; no obstante, Mora señaló que la pena por este delito caduca una vez que hayan pasado cinco años, y en este caso ya pasaron varios años, según el testimonio de las denunciantes; por lo tanto, este podría prescribir.

Silencio

Ayer, después de denunciar los supuestos abusos del padre German Flores, los familiares de la joven Maryori Almendárez, quien habría sido víctima del presbítero, decidieron no volver a referirse al particular; aunque sí confirmaron que su fe sigue intacta y que seguirán acudiendo a la iglesia.

Almendárez era una joven de 27 años que perdió la lucha contra el cáncer hace dos meses y que antes de morir confesó a su hermana que el clérigo habría abusado sexualmente de ella.

El caso ha consternado a la feligresía católica de la ciudad de Danlí, además por otras denuncias que han surgido en contra del padre Flores, cuyo paradero se desconoce desde hace varias semanas.

“Nosotros vamos a misa todos los domingos y no vamos a faltar a la misa”, declaró Isis Almendárez, hermana de la víctima.

5
Años de cárcel
Es la pena máxima señalada para los actos de lujuria, según el artículo 141 del Código Penal de Honduras.

Desde el 4 de diciembre que el cura Flores fue hallado dentro de la parroquia Perpetuo Socorro en Danlí, y luego ingresado en una clínica privada de esa zona para recibir atención médica por una herida en el cuello que presentaba no se ha vuelto a saber nada de él.

El obispo de Danlí, monseñor José Antonio Canales, confió que el padre se encontraba en Tegucigalpa en un proceso de restablecimiento físico, mental y espiritual, pero este extremo no ha sido confirmado por ninguna autoridad.

El padre Flores deberá responder a los señalamientos que hay en su contra por supuestos ataques sexuales.

Antecedentes

Antes de que muriera, Maryory le reveló a su hermana el secreto que guardó por casi 20 años: desde los ocho años era abusada, supuestamente, por el cura German Flores Méndez.

Fue antes de morir, en septiembre de 2017, que Maryory le contó a Isis lo que le ocurrió desde niña y el porqué rechazaba ir a la iglesia. “Mi hermana cargó con ese secreto, pero antes de morir yo le decía: ‘Maryory, si algo te angustia decilo para que no llevés ese peso, y fue cuando me dijo cómo fue sometida, cómo abusó de ella el clérigo”.