Más noticias

Honduras revierte su matriz energética

En 2016 el 60% de la generación fue renovable y en 2025 llegará al 80%, según proyecciones del gobierno.

PLANTAS SOLARES. Enerbasa, Marcovia, Cohessa, Soposa, Mecer, Llanos del Sur, Los Pollitos, Fotersa, Cinco Estrellas, Choluteca I y II, Proderssa y Pacific (Nacaome I).
PLANTAS SOLARES. Enerbasa, Marcovia, Cohessa, Soposa, Mecer, Llanos del Sur, Los Pollitos, Fotersa, Cinco Estrellas, Choluteca I y II, Proderssa y Pacific (Nacaome I). /

Tegucigalpa, Honduras.

Aunque se paga un alto costo económico actualmente, Honduras ha logrado mantener la reversión de su matriz energética y este año cerrará con un cambio récord en generación renovable.

Doce proyectos solares y un proyecto geotérmico, elevaron la producción renovable a más de 60% de la demanda nacional de energía eléctrica.

Según datos de la estatal de energía ENEE, en 2016 las plantas solares aportaron un 10.2% del volumen total de energías incorporadas al sistema energético nacional, sin incluir el aumento de granjas solares de autoconsumo.

Esta generación solar, cuyo costo es más alto frente al actual bajo precio del petróleo, modificó el aporte de las energías limpias a un 52% renovable frente a 48% de generación térmica.

represa.30(1024x768)
En Honduras funcionan seis represas hidroeléctricas estatales, siendo la más grande “El Cajón”, con una capacidad de 300 MW, y 36 represas privadas.

En 2016 entraron al sistema nacional 74.3 nuevos megavatios de energía hidroeléctrica (de un total de 656.6 MW); 409 megavatios de energía fotovoltaica y 50 megavatios de generación de energía eólica (175 MW).

Además, 209.7 megavatios de biomasa con una producción total de 1,450.3 MW, frente a los 1,004.9 MW de fuente térmica. El coordinador del Gabinete Sectorial de Desarrollo Económico (GSDE), Arnaldo Castillo, dijo que no solo se logró revertir la matriz energética de forma dramática (casi 8%), sino que se logró reducir las emisiones de 2.4 millones de toneladas de CO2.

La menor contaminación ambiental es quizá el mayor logró de un país centroamericano en décadas y se incluirá en los informes energéticos internacionales.

Tanto el Banco Mundial como la CEPAL sitúan a Honduras entre los países con una alta dependencia de combustibles importados.

Energía solar
El 16.7% de la energía eléctrica que se consume en Honduras proviene de 13 parques solares ubicados en los departamentos de Valle y Choluteca.

El aporte solar

La compra de energía a las plantas solares fue de 884.55 GWh, lo que representó un 10.20% del total adquirido por la ENEE.

Esa producción vino principalmente de los parques solares que operan en los departamentos de Choluteca y Valle, dijo a Dinero & Negocios el viceministro de Energía, Elvis Rodas.

Aunque los funcionarios reconocen que el costo de los contratos solares es mayor al de otras fuentes renovables, destacan que el objetivo a mediano y largo plazo es “desplazar la producción de energía fósil” en el país. El país “está caminando con paso fuerte en la producción de energías limpias, que no contaminan el ambiente”, señaló Rodas.

De mantenerse la actual tendencia, Honduras habrá logrado antes del año 2025 revertir su matriz energética hasta el rango internacional de 20% fósil y 80% renovable.

Honduras cuenta actualmente 409 megavatios de energía solar funcionando y hay otros 100 que estarían entrando en el presente año, informó Rivas.

roatan.161(1024x768)
Es la planta eólica de Roatán, Islas de la Bahía, con una generación de 3.9 MW, lo que representa un aporte del 20% a la matríz energética de la isla.

“Dentro del territorio tenemos el parque solar más grande de Latinoamérica; son siete parques solares de 50 megavatios los que ya están funcionando”.

La carpeta de energías renovables se completa con el aporte de los parques eólicas, Mesoamérica con 105 megavatios y San Marcos con 50 megavatios. Un tercer parque eólico en construcción aportará 45 megavatios más. Rivas dijo que hay otros 100 megavatios que están aprobados, pero que no están siendo construidos por ahora.

Planta geotérmica

Este año se sumará un nuevo competidor, “en los próximos tres meses”, con la producción de entre 35 y 45 megavatios de la planta geotérmica Platanares que se construye en el occidental departamento de Copán. La energía geotérmica es una energía renovable que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar y obtener agua caliente sanitaria de forma ecológica. Aunque es una de las fuentes de energía renovable menos conocidas, sus efectos son espectaculares en la naturaleza.

La inversión estimada es de 200 millones de dólares y cuenta con financiamiento de Banco del País (Banpaís).

Julio Fernández, vicepresidente ejecutivo de Negocios de la institución financiera, destacó que esta es una planta que cambiará el mercado energético.

dyn-portadilla1-210217(1024x768)

El proyecto es propiedad de la empresa Ormat Technologies Inc., con oficinas centrales en Reno, Nevada y operaciones en Estados Unidos, Guatemala y Kenia.

El proyecto espera alcanzar la operación comercial a mediados del año y generar ingresos anuales de aproximadamente $33 millones.

Isaac Ángel, director ejecutivo de Ormat, declaró que “tras un proceso prudente de evaluación sobre el terreno y de desarrollo, hemos sido capaces de aumentar la capacidad proyectada de la planta de Platanares a 35 MW y mejorar los rendimientos esperados. Nuestro plan estratégico a largo plazo se centra en la expansión geográfica y en la diversificación de proyectos, y este hito en Honduras nos acerca más a este objetivo”.