Más noticias

‘The Post’: lucha por la verdad

La cinta desvela los archivos secretos del Pentágono sobre la implicación del gobierno de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam en 1970.

El director Steven Spielberg (center) dirigió a Meryl Streep y Toms Hanks en la magistral película.
El director Steven Spielberg (center) dirigió a Meryl Streep y Toms Hanks en la magistral película.

Los Ángeles, Estados Unidos.

Cuando se trata de las historias sobre los medios de antes, no hay otra más clásica que The Post, de Steven Spielberg, que se trata de The Washington Post y la controversia de 1971 en torno a los “Documentos del Pentágono”. En la era de las redes sociales, las “noticias falsas” y Donald Trump, ¿por qué rescatar una historia de hace 46 años acerca de una guerra que la mayoría de los estadounidenses son demasiado jóvenes para recordar?

Meryl Streep cree que es una historia muy relevante en 2017.

“Se trata de la sincronicidad de la esfera”, dijo Streep, de 68 años, quien protagoniza el filme. “De verdad encaja con este momento en que la prensa está bajo asedio y estamos revelando a gritos el sexismo”.

Su coprotagonista, Tom Hanks, cree que el filme es acerca de la verdad y las mentiras, un tema que jamás pasa de moda.

ls-entrevista5-140118(1024x768)
Jason Robards ganó un Óscar por interpretar a Bradlee en “All the president’s men.”

“La verdad puede recorrer el mundo casi tan rápido como una mentira”, dijo el actor de 61 años, “pero las mentiras desaparecen en la vida. En cambio, la verdad es tan constante como la velocidad de la luz”.

The Post, de Spielberg, que se estrenó el 22 de diciembre en un lanzamiento limitado y se estrenará en todo Estados Unidos en enero, es protagonizada por Streep como la editora de The Post Katharine Graham y Hanks como su decidido editor ejecutivo, Ben Bradlee, una figura que los cinéfilos vieron en All the president’s men (1976), el filme ganador del Oscar del director Jason Robards. Aborda la decisión histórica que Graham tomó de publicar miles de páginas de documentos ultrasecretos filtrados del Pentágono, mismos con los que se reveló la mentira deliberada de lo que se le había dicho al pueblo acerca de la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam.

Spielberg estaba trabajando arduamente en Ready player one, un espectacular filme de ciencia ficción que se estrenará la próxima primavera, cuando la productora Amy Pascar sugirió que leyera el guion que escribió una novata de 31 años llamada Liz Hannah.

“Cuando llegué a la página 30, comencé a decir que Tom Hanks interpretaría a Ben Bradlee y Meryl Streep a Katharine”, recordó Spielberg. “Siempre quise trabajar con Meryl, y esta será mi quinta película con Tom”.

ls-entrevista2-140118(1024x768)
Meryl Streep le da vida a Katharine Grahame, editora de The Washington Post.

Dio la casualidad de que Pascal también le envió el guion a Streep, quien se mostró intrigada.

“Era 1971”, explicó. “Era un mundo de hombres. Ella era la propietaria y editora de The Washington Post y una de las pocas mujeres en ese rango. En ella recayó la decisión de seguir con la publicación de los Documentos del Pentágono, algo que comenzó The New York Times. Se sintió sola en esa situación y quedó bajo los reflectores”.

“Katharine Graham dio un paso adelante e hizo historia”.

Streep no pudo conocer a Graham, quien murió en 2001, pero aprendió muchísimo de las memorias de Graham: Personal history (Knopf, 1997).

“En realidad no sabía mucho de ella”, admitió la actriz. “Nora Ephron me dijo que la autobiografía de Graham era una de las mejores de todos los tiempos y que debería leerla”.

Streep también pasó tiempo con los hijos de Graham mientras se preparaba para el papel.

“Cómo eres cuando estás en casa es muy importante”, dijo. “Te revelas más a tus hijos. En el trabajo de Katharine Graham había muchas personas que no creían que mereciera estar donde estaba, pero ahora sabemos que era una empresaria brillante. Se lo ganó a pulso en una época en la que las mujeres no debían hacer más que portarse bien, criar bien a sus hijos y cuidar la casa”.

ls-entrevista3-140118(1024x768)
Tom Hanks es Benjamin Bradlee, editor ejecutivo de The Washington Post , hombres con gran influencia en los 1970s.

Resulta que Hanks ya había conocido a Bradlee, quien murió en 2014.

“Cené y almorcé con Ben un par de veces en los años noventa”, recordó el actor. “Lo conocí a él y a su esposa, Sally, a través de Nora Ephron. En sus últimos años tuvo demencia, pero cuando me lo presentaron era el mismo Ben Bradlee que recordamos. El hombre al que conocí era curioso y tenía el dominio del lugar donde se encontrara. Le interesaba mucho lo que sucedía en la actualidad y la opinión de las personas”.

“Cuando conversé con él fue todo muy fluido e íbamos de tema en tema”, agregó Hanks, “pero no era dogmático ni contaba historias de guerra. Si le preguntabas a Ben: ‘¿Quién fue Garganta Profunda?’, él decía: ‘Ah… quizá era… ¿quién sabe?’ Y después empezaba a hablar de otra cosa”.

Hanks también estudió el libro de Bradlee titulado A Good Life: Newspapering and Other Adventures (Simon & Schuster, 1995), y el material audiovisual que existe de él, además de reunirse con las personas más cercanas a Bradlee.

Una escena clave para Streep fue aquella en la que Graham está ofreciendo una cena y la conversación gira a la política, cuando la mayoría de las mujeres se disculpan y van a otra parte de la casa.

ls-entrevista4-140118(1024x768)
Tom y Mery en una escena de “The Post”.