Más noticias

Exsubcomisionado Leiva Natarén huyó a EEUU hace 7 días

José Orlando Leiva Natarén y su esposa Nancy Sánchez tienen orden de captura. Ayer les aseguraron empresas y propiedades.

El exoficial José Leiva Natarén con su uniforme cuando era policía. La última foto fue compartida por el Ministerio Público ayer.
El exoficial José Leiva Natarén con su uniforme cuando era policía. La última foto fue compartida por el Ministerio Público ayer.

San Pedro Sula, Honduras.

Hace siete días huyó del país el exsubcomsionado de policía José Orlando Leiva Natarén, quien tiene una orden de captura por lavado de activos.

Una investigación de Diario LA PRENSA en agosto de 2017 respaldada con información documental y confidencial de diferentes fuentes oficiales y de inteligencia estableció que este expolicía pasó de ser un delegado policial en Cortés (a principios de los años noventa) a un potentado empresario que llegó a fundar varias empresas, entre ellas una sociedad mercantil en Florida, EEUU.

La investigación patrimonial efectuada por la desaparecida Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) a varios exjerarcas policiales se remitió en 2014 al Ministerio Público para que formulara cargos de lavado de activos. En esa lista está también el subcomisionado (r) Jorge Alberto Barralaga Hernández, quien está preso en la cárcel de Támara.



A Leiva Natarén ayer le aseguraron en Honduras tres gasolineras, dos casas, una escuela y 50 cuentas bancarias luego que el Ministerio Público lo acusara de lavado de activos.

Los allanamientos y aseguramientos fueron ejecutados dentro de la operación Dragón V, sobre todo en San Pedro Sula, adonde también el exoficial tenía una empresa en la que había invertido un capital de 282 millones de lempiras. La acusación de la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial establece que José Orlando Leiva Natarén y su esposa Nancy Patricia Sánchez lavaron activos invirtiéndolos en bienes en San Pedro Sula y Choloma.

Las investigaciones señalan que el otrora oficial en el período 2006-2017 presentó un comportamiento financiero atípico, llegando a mover 913 millones de lempiras y llegando a tener un patrimonio de 300 millones de lempiras.



De estos 300 millones, según la Fiscalía, 282 millones fueron invertidos en las operaciones de la empresa Conar, 15 millones le quedaron a Leiva Natarén y tres millones de lempiras a su esposa.

La empresa Conar, establecida en la avenida Juan Pablo II y dedicada a la compra y venta de carros y accesorios, fue asegurada ayer porque las cantidades de dinero que tenía el exoficial no concuerdan con las utilidades de la empresa ni con lo que ganó el acusado durante 25 años de servicio en al Policía Nacional.

Aseguramientos

Además de la empresa Conar fueron aseguradas tres gasolineras, dos en San Pedro Sula y la otra en Río Nance, Choloma.

Los elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) que ejecutaron la operación junto con fiscales con el apoyo de la Policía Militar también impusieron la medida de aseguramiento a una residencia en la colonia Villas del Sol, de San Pedro Sula. Una escuela bilingüe en la colonia Santa Martha fue asegurada, así como 50 cuentas bancarias en las que tenían parte del dinero.



Las propiedades, con la medida de aseguramiento, pasarán a manos de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) mientras se desarrolla el proceso en el Juzgado de Privación de Dominio.

Movimientos

José Orlando Leiva Natarén, depurado de la Policía Nacional en 2016, se fue a Miami, Florida, hace siete días, adonde desde hace varios meses estaba su esposa Nancy Patricia Sánchez.

Desde febrero de 2018, Leiva Natarén tuvo varios movimientos migratorios de Honduras a Estados Unidos y viceversa.

En febrero, marzo y abril, el exoficial investigado por lavado de activos hizo viajes con pocos días de estadía en Estados Unidos.



El 10 de mayo logró salir de Honduras, precisamente seis días antes de que se ejecutara la operación de aseguramientos y búsqueda para capturarlo a él y su esposa.

Jorge Galindo, portavoz de la Atic, dijo que se coordina con agencias federales de Estados Unidos la captura de Leiva Natarén y su esposa en Miami.

Resultados

En la operación Dragón V, los fiscales, la Atic y unidades de la Policía también capturaron en el territorio nacional a 404 personas por diversos delitos.

También decomisaron documentos por falsificación y retardo malicioso de la justicia, violación a los deberes de los funcionarios, abuso de autoridad y sustracción de documentos públicos en el Juzgado de Letras departamental de Islas de la Bahía.



En Roatán investigan la tramitación y manejo de expedientes en causas penales y civiles, en las que presuntamente se afectó a los involucrados en los procesos. En Gracias, Lempira, el secuestro de documentos se debió a una investigación por cochecho, falsificación de documentos públicos y detención ilegal.

En La Lima, San Pedro Sula, San Manuel, en Cortés, ejecutaron allanamientos en busca de integrantes de bandas de narcomenudeo.

Tráfico de personas

A la vez, la Fiscalía Especial de la Niñez participó en una acción regional denominada Mesoamérica II para desarticular una peligrosa organización criminal conformada por agentes activos de la Policía Nacional. En este caso fueron capturados los policías Norlin Arlleri Vásquez Suazo y Nelson Noé Ordóñez García por asociación ilícita y tráfico de personas. La red también está dedicada a traer ciudadanos de otros continentes en los que se presume que están involucrados policías de fronteras.