Más noticias

Sospechoso de matar a su mujer es pandillero

A Ana Zelaya Reyes la encontraron muerta en un congelador. Era madre de dos niños, uno de ellos hijo de quien era su pareja.

Ana Dalubia Zelaya fue hallada sin vida dentro de un congelador en el patio trasero de la casa en que residía.  El supuesto hechor es el marido de la víctima.
Ana Dalubia Zelaya fue hallada sin vida dentro de un congelador en el patio trasero de la casa en que residía. El supuesto hechor es el marido de la víctima.

Tegucigalpa, Honduras.

Ana Dalubia Zelaya Reyes (de 32 años) llegó hace 12 años a vivir a la capital procedente de la aldea El Tigre, en Lepaguare, Olancho. El lunes la encontraron muerta en un congelador en la colonia El Sitio. Las investigaciones preliminares arrojan que supuestamente fue ultimada por su propio compañero de hogar.

Familiares de Ana Dalubia contaron que hace unos cinco años ella conoció a Darwin Jerum Díaz Araujo, con quien decidió vivir en unión libre.

El lunes, el hombre del que se enamoró un día se convirtió en el principal sospechoso del asesinato.

En relación con las investigaciones efectuadas hasta el momento, Darwin Jerum es integrante de la Pandilla 18. Los parientes más cercanos de la infortunada mujer llegaron ayer a la morgue del Ministerio Público con la intención de retirar el cuerpo de Ana Zelaya, sin embargo, vieron imposibilitada dicha acción porque no portaban documentos personales de la joven.

Dificultad

Ana Dalubia fue ingresada como desconocida a Medicina Forense y sus familiares intentaron obtener un documento que sustentara la identidad de ella, pero les fue difícil porque tenían temor de ir a la casa en la que residió con el supuesto antisocial.

Para retirarla fue necesario que los parientes que residen en Olancho viajaran y presentaran una partida de nacimiento del hijo mayor de Ana, el cual había procreado con su anterior pareja.

La ahora occisa era madre de dos hijos, uno de 14 años y otro de cuatro, este último producto de la relación con Darwin Jerum. El menor, aparentemente, habría presenciado la muerte de su madre.

Su vida

La mujer y el suspuesto homicida vivieron juntos los últimos cinco años, dos de ellos en el sector 1 de la colonia Villa Nueva y desde hace tres años residían en la primera etapa de El Sitio.

Desde que llegó a Tegucigalpa para mejorar sus condiciones de vida trabajó en la maquila, sin embargo, desde hace unos años había dejado de realizar esa labor, aseguraron los familiares de la infortunada mujer.

Ayer en horas de la tarde, los restos mortales de la dama, muerta por asfixia, los trasladaron hasta el municipio de Campamento, Olancho, zona de donde era oriunda.

Mientras, el autor material de la muerte de Ana Zelaya sigue prófugo de la justicia.