Más noticias

Cae supuesto asesino de adolescentes que habían formado un hogar

El capturado, presunto miembro de la de la MS-13, es Denis Oseguera.

Denis Alexánder Oseguera Cruz, miembro de la MS-13 según la Polcía, detenido por agentes hondureños (lado izquierdo); y Keyla Carolina Carrasco Núñez, de 15 años y de Mario Rolando Baca Carías, de 17 años, asesinados el pasado 25 de julio del año 2016 en la colonia Flor 1 de Comayagüela.

Tegucigalpa, Honduras.

Un miembro de la Mara Salvatrucha (MS-13) fue capturado este viernes por ser el principal sospechoso de haber matado a dos jovencitos que habían formado un hogar, en un hecho violento registrado a finales de julio de 2017.

El capturado fue identificado con el nombre de Denis Alexánder Oseguera Cruz, que según la institución armada es "integrante activo de la MS-13 y conocido en el mundo criminal como El Negro"

La detención se hizo después de que se realizara "un trabajo investigativo que duró varios días", indicó la Policía Nacional en un comunicado.

LEA: Matan a pareja de adolescentes trabajadores en Comayagüela

El operativo se hizo a través de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) en el barrio La Granja de Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Se le acusa de asesinato en perjuicio de Keyla Carolina Carrasco Núñez, de 15 años y de Mario Rolando Baca Carías, de 17 años.

"Lo anterior se realizó en obediencia a una orden girada por el Juzgado de Letras de la Sección Judicial de Tegucigalpa con fecha 14 de noviembre del año 2016", indica el texto.

****


El hecho ocurrió el pasado 25 de julio del año 2016 en la colonia Flor 1 de Comayagüela, cuando las víctimas fueron interceptadas por el sospechoso.

Eran unos adolescentes que recién habían formado un hogar y se dedicaban al comercio para vivir, pero manos criminales les arrebataron la vida tras dispararles con armas automáticas.

El doble crimen ocurrió el lunes a las 8:30 pm en la colonia Flor 1 de Comayagüela, donde las autoridades realizaron el levantamiento de los cadáveres de Mario y Keyla, con domicilio en el mismo sector.

Ambos cayeron abatidos a balazos luego de que criminales les dispararon a mansalva con fusiles y pistolas automáticas, según reportó la Policía en ese momento.

La DPI, bajo el acompañamiento técnico jurídico del Ministerio Público, remitirá al imputado al juzgado correspondiente para que responda por el delito que se le acusa.

****

Ambos jovencitos se dedicaban a trabajar en un puesto de ventas en el mercado Zonal Belén, hacia donde se movilizaban todos los días a las 4:00 de la madrugada y regresaban a casa después de concluir su jornada.

Un lunes, los adolescentes regresaron a su vivienda como a las 8:00 de la noche y decidieron ir a comprar unas tortillas para la cena a un negocio ubicado a una cuadra de distancia.

Medicina Forense informó que el cuerpo de Baca Carías presentaba unos 32 orificios de bala solo de entrada, mientras que la jovencita recibió un solo disparo en la cabeza.

Los dolientes dijeron desconocer las causas por las cuales mataron a sus parientes, ya que no tenían enemistades ni habían recibido amenazas de muerte.

“Nosotros salimos a trabajar desde las 4:00 de la mañana y regresamos de noche, no le hacemos daño a nadie”, expresó un familiar doliente, cuando fue entrevistado.

Las víctimas mortales tenían poco tiempo de haberse formado como pareja y que no se explican las razones por las cuales les quitaron la vida.

Los dos cadáveres fueron retirados de la morgue capitalina.

El de Keyla Carolina fue trasladado a Monjarás, Choluteca, mientras que el de Mario Rolando hasta la aldea Opimuca, La Venta del Sur, Francisco Morazán.