Más noticias

Ivanka Trump arremete contra los racistas en EEUU

La hija favorita del presidente de EEUU rechaza las manifestaciones de los supremacistas y neonazis en Washington D.C.

VER MÁS FOTOS
Ivanka ha hecho públicas sus críticas a la administración de su padre en la Casa Blanca.
Ivanka ha hecho públicas sus críticas a la administración de su padre en la Casa Blanca.

Washington, Estados Unidos.

Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense Donald Trump y asesora de la Casa Blanca, condenó de forma contundente en Twitter en la noche del sábado la "supremacía blanca, el racismo y el neonazismo".

Ivanka lanzó sus tuits en el primer aniversario de los mortales disturbios de Charlottesville, Virginia, ocurridos durante una marcha organizada por grupos neonazis que volvieron a manifestarse este domingo en los alrededores de la Casa Blanca.

"Hace un año en Charlottesville fuimos testigos de una desagradable muestra de odio, racismo, intolerancia & violencia", tuiteo la hija del mandatario.



"Mientras los estadounidenses tienen la bendición de vivir en una nación que protege la libertad, la libertad de expresión y la diversidad de opinión, no hay lugar para la supremacía blanca, el racismo y el neonazismo en nuestro gran país", señaló.

"Más que destrozarnos unos a otros con odio, racismo y violencia, podemos apoyarnos unos a otros, fortalecer nuestras comunidades y esforzarnos por ayudar a que cada mujer y hombre estadounidense logre su completo potencial!"

Después de los enfrentamientos de Charlottesville, el presidente Trump fue blanco de duras críticas por no haber condenado inicialmente a los supremacistas blancos.

Vea: Racismo en el siglo XXI: Supremacistas blancos se toman Washington D.C.

Recién dos días después de aquellos incidentes y la ola de críticas, el presidente dijo que "el racismo es malvado y aquellos que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio".

Este sábado, Trump dijo en Twitter que "los disturbios en Charlottesville de hace un año causaron muertes insensatas y división".

"Debemos estar unidos como nación. Condeno todo tipo de racismo y acto de violencia. Paz para TODOS los estadounidenses", agregó.