Más noticias

Siria, la manzana de la discordia entre las potencias

Estados Unidos y sus aliados versus Putin y sus amigos se enfrentan en Damasco.

Miles de personas se manifestaron en varias capitales del mundo contra las acciones militares en Siria.
Miles de personas se manifestaron en varias capitales del mundo contra las acciones militares en Siria.

Damasco, Siria.

El ataque a Siria el viernes por parte de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia supone una grave escalada de la tensión entre Washington y Moscú, que desde hace años se están midiendo en ese país árabe, donde actúan fuerzas de distintos países.

Desde el comienzo del conflicto en Siria, en marzo de 2011, el presidente, Bachar al Asad, ha contado con Rusia e Irán como aliados.

El 30 de septiembre de 2015, Rusia inició su intervención militar sobre el terreno con el comienzo de una campaña de bombardeos en apoyo del ejército sirio.

Esta intervención supuso un vuelco en el balance de poder en Siria, ya que en aquel momento los principales feudos del Gobierno se veían amenazados por facciones islamistas y rebeldes, que tenían en su poder la capital económica del Estado árabe, Alepo.

Desde entonces, con el respaldo de aviones y tropas rusas, las fuerzas armadas sirias no han hecho más que avanzar y recuperar el terreno perdido.

Junto a las tropas gubernamentales sirias lucha también la Guardia Revolucionaria iraní, enviada por otro de sus aliados, Irán, que al mismo tiempo ha mandado a asesores castrenses que aconsejan a los soldados sirios.

El grupo libanés Hizbulá, aliado de Irán, también participa en la contienda siria en el bando de Al Asad.

Occidente

EEUU, Francia, el Reino Unido y otros países aliados operan en el Estado árabe bajo el paraguas de la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (Isis).

La coalición comenzó su actividad en Siria el 23 de septiembre de 2014, meses después de que el Isis proclamara un “califato” en territorio sirio e iraquí ese año.

Durante este tiempo, la alianza ha ofrecido cobertura aérea a las operaciones terrestres de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una agrupación armada encabezada por milicias kurdas que lucha contra los yihadistas.

De acuerdo a los datos proporcionados a Efe por un comandante del ELS, Washington ofrece soporte de tres tipos: el de la CIA, el del Pentágono y el de la coalición internacional, aunque el de la CIA se retiró hace meses.

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg aseguró ayer que la comunidad internacional no “podía quedarse quieta” ante el uso de armas químicas por parte del régimen sirio y afirmó que no haber actuado hubiera generado una “escalada”.

“La operación ha reducido las capacidades del régimen (sirio) para utilizar armas químicas pero no podemos garantizar que no vuelva a pasar mientras haya Estados dispuestos a usarlas”, manifestó Stoltenberg, que reafirmó su apoyo a la ofensiva realizada por Estados Unidos, Reino Unido y Francia.