Más noticias

¿Cómo funcionaba la inconfundible voz de Stephen Hawking?

Una computadora y un sintetizador de los 80s ayudaba a Stephen Hawking a comunicarse con el mundo.

Stephen Hawking utilizaba un programa especial para poder comunicarse.
Stephen Hawking utilizaba un programa especial para poder comunicarse.

Redacción.

Crecimos escuchando el inconfundible tono robótico con una especie de acento americano del célebre astrofísico Stephen Hawking y más de alguno se preguntó ¿Por qué un genio de la física hablaba tan peculiarmente? Para poder descubrirlo, debemos remontarnos a 1985.

Ese año Stephen Hawking realizaba una visita al CERN, Organización Europea para la Investigación Nuclear, de Génova cuando le afectó una pulmonía. De emergencia fue llevado al hospital y los doctores concluyeron que debían desconectarlo del respirador artificial. Su mujer en ese entonces, Jane Hawking, se negó rotundamente a ello y lo trasladó hacia otra clínica donde pudieron contenerle la infección pero, para que pudiera respirar correctamente, le practicaron una traqueotomía.

Tras este procedimiento, el científico Stephen Hawking perdió su voz. Para poder hablar tuvo que recurrir a un rudimentario sistema de deletro y cartas para comunicarse lo cual era muy agotador para su esposa y ayudantes. Por fortuna, menos de un año después del suceso la solución llegaría y con ello nacería también un ícono de la cultura pop.

Un físico que había trabajado con Hawking, Martin King, se puso en contacto con una compañía de California llamada World Plus. La empresa creó un programa, Equalizar, que permitía a un usuario elegir letras y comandos en la pantalla de un ordenador a través de un interruptor para poder formar oraciones completas y así comunicarse.

Con una computadora Apple II y con la ayuda del marido ingeniero de una de sus enfermeras, Stephen Hawkings pudo volver a hablar: producía 15 palabras por minuto de manera totalmente autónoma.

La nueva voz de Hawking era robótica y había perdido totalmente el acento inglés del astrofísico ya que el programa provenía de los Estados Unidos. Un sintetizador era el responsable de darle a Stephen Haking la voz que todos recordamos, una mezcla de "acens escandinavo, americano y escocés", como él mismo lo llamaba.

LEA MÁS: Las escalofriantes advertencias de Stephen Hawking a la humanidad

El científico mantuvo esta voz durante más de 30 años y la protegió con copyright ya que le daba su identidad. Haking utilizó siempre el sonido original de 1986 y aseguró que lo seguía usando porque "no he escuchado otra voz que me guste más y porque me siento identificado con ella".

En 2005, a causa del deterioro constante que sufría por su padecimiento de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), perdió la movilidad en su mano y ya no podía continuar operando el interruptor para poder elegir las palabras por lo que uno de sus asistentes fabricó un dispositivo que podía "leer" los movimientos de sus mejillas y los traducía en comandos que utilizaba para operar el sistema de lenguaje.

La empresa Intel realizó modificaciones significativas al sistema y logró perfeccionarlo a tal grado que Stephen Hawking escribía tal y como lo hacemos actualmente en un teclado de un teléfono móvil, navegaba en internet a través de Firefox, escribía sus ensayos en Notepad y tenía una webcam para realizar video llamadas por Skype.