Más noticias

Donald Trump se enfrenta a California por inmigrantes

El mandatario supervisará los prototipos del muro en San Diego.

La visita de Trump a California estará marcada por protestas en contra del mandatario y sus políticas contra los inmigrantes.
La visita de Trump a California estará marcada por protestas en contra del mandatario y sus políticas contra los inmigrantes.

Washington, Estados Unidos.

Con la inmigración irregular como telón de fondo y punto de máxima fricción, Donald Trump acudirá mañana a San Diego para visitar los prototipos ya construidos del muro con México, su polémica y gran promesa en la campaña electoral.

Se trata de la primera visita como presidente de Estados Unidos a California, estado de la costa oeste que se ha declarado abiertamente en contra de sus medidas antiinmigratorias.

La visita llega pocos días después de que la Casa Blanca elevara su pulso con California por la protección de los inmigrantes sin papeles y presentara una denuncia contra varias leyes del estado respecto a las ciudades “santuario”, que limitan la colaboración de las policías locales con las autoridades migratorias federales.

Por ejemplo, una de estas normas más cuestionadas por la Administración Trump llevó a California a proclamarse formalmente “estado santuario”.

“California está usando todo su poder y el que no tiene para impedir la aplicación de la ley federal. Así que pueden estar seguros de que voy a utilizar los poderes a mi disposición para detenerlos”, aseguró el fiscal general Jeff Sessions, al presentar su demanda.

El gobernador Jerry Brown dijo que la administración Trump “básicamente va a la guerra contra el estado de California”, luego de la demanda del Departamento de Justicia para bloquear las leyes estatales que dan santuario a los inmigrantes.

“Las jurisdicciones santuario son las mejores amigas de los los contrabandistas, pandilleros, traficantes de drogas, asesinos y otras ofensores violentos”, dijo Trump.

“California da refugio a peligrosos criminales en un descarado ataque contra nuestro gobierno”, agregó.

En otra señal de tensión mientras Trump se alista para la visita, la Unión estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) presentó una queja en una corte federal de San Diego contra la práctica del Gobierno de “separar” a los hijos de padres que buscan asilo político.