Más noticias

USA despliega al FBI, la DEA y el ICE contra la mara Salvatrucha

Agentes estadounidenses reforzarán las operaciones contra la pandilla en Centroamérica.

Todas las Fuerzas Federales estadounidenses trabajarán en conjunto para detener, encarcelar y deportar a los pandilleros de la mara Salvatrucha.
Todas las Fuerzas Federales estadounidenses trabajarán en conjunto para detener, encarcelar y deportar a los pandilleros de la mara Salvatrucha.

Washington, Estados Unidos.

Estados Unidos aplicará el método Al Capone en su guerra contra la mara Salvatrucha, anunció ayer el fiscal general, Jeff Sessions. En un encuentro de la Asociación Internacional de Jefes de Policía celebrado en Filadelfia (Pensilvania), Sessions marcó el desmantelamiento de la MS-13, de raíces salvadoreñas, como “prioridad” en la lucha contra el crimen organizado del gobierno de Donald Trump.

Esto implica el despliegue de las Fuerzas Federales, que incluyen desde la DEA y el FBI hasta el Departamento de Trabajo, en la ofensiva contra los pandilleros como hacen con los narcotraficantes y los carteles de la droga.

“Así como sacamos a (el mafioso) Al Capone de las calles con nuestra legislación fiscal, utilizaremos cualquier ley a nuestro alcance para sacar al MS-13 de nuestras calles”, advirtió Sessions, quien acusó a sus pandilleros de amenazar la vida de las familias en todos los barrios “que infesta”.

“Estamos afrontando una crisis mortal y lucrativa, en la que las drogas están matando a más estadounidenses que nunca, en gran medida debido a poderosos carteles y bandas internacionales (...). Tal vez la más brutal de esas pandillas sea la MS-13”, expuso Sessions.

ICE viene por ellos

En la misma línea, el director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas de EUA (ICE), Thomas Homan, aseguró que se está aumentando el personal de ICE en Centroamérica para afinar sus operaciones contra bandas criminales como la MS13. “Vamos a detenerlos en El Salvador, en México, porque una vez que estén aquí y se acojan a la cláusula de ‘miedo creíble’ (de amenazas en sus países de origen), se quedan aquí un buen tiempo hasta que podemos expulsarlos”, indicó el funcionario.

Homan agregó que sus agentes “se están tomando muy en serio” la proliferación de las pandillas en Estados Unidos, especialmente la MS-13, porque “parecen ser los más violentos en estos momentos y piensan que pueden actuar con impunidad”.

Sessions definió a la MS-13 como una pandilla “brutal”, cuyos “tentáculos” -dijo- están en toda América Central, Europa, 40 estados de Estados Unidos e incluso “a metros del Capitolio”, en Washington DC.

Con las mismas palabras, el fiscal general estadounidense advirtió el 28 de julio en la capital salvadoreña sobre el peligro que supone la MS-13, hoy integrada por centroamericanos y sus descendientes en Estados Unidos, pero inicialmente formada por salvadoreños, muchos excombatientes de la guerra civil en su país.

La lucha contra las pandillas es una de las principales prioridades del Gobierno de Trump, que en septiembre logró que la Cámara de Representantes autorizase al Ejecutivo a deportar, detener y negar la entrada al país a quienes han sido condenados por pertenecer a una pandilla o que simplemente son sospechosos de ello.

Los opositores de Trump han señalado que el mandatario usa la MS-13 como excusa para promover su dura política migratoria.

El director adjunto de ICE, Derek Benner, informó el mes pasado al Senado que los agentes de Inmigración arrestaron a unos 8,000 pandilleros durante el año fiscal 2016.