Más noticias

Sanders presenta ambiciosa propuesta de sanidad pública en USA

Esta propuesta ofrecería cobertura total, desde los costes de los servicios hospitalarios, hasta las medicinas.

El senador independiente de Vermont, Bernie Sanders. EFE/Archivo
El senador independiente de Vermont, Bernie Sanders. EFE/Archivo

Washington, Estados Unidos.

El senador y exaspirante a la candidatura presidencial demócrata Bernie Sanders presentó hoy un plan para crear un sistema de sanidad pública universal en USA, una propuesta con pocas opciones pero que respaldan destacadas figuras demócratas como las senadoras Elizabeth Warren o Kamala Harris.

"Hoy comenzamos la larga y difícil lucha para acabar con la vergüenza internacional de que Estados Unidos sea el único país importante de la tierra que no garantice el cuidado de la salud a toda su gente", dijo Sanders al presentar la iniciativa legal.

El plan de Sanders, considerado el ala más izquierdista del partido demócrata, propone la ampliación gradual del actual programa Medicare que ofrece cobertura médica para los mayores de 65 años al resto de los ciudadanos, hasta ofrecer sanidad gratuita a los 323 millones de estadounidenses.

Lea más: Corea del Norte promete acelerar su programa nuclear pese a sanciones

El primer año entrarían en el programa los mayores de 55 años y todos los menores de 18 años, y en los siguientes cuatro años iría incluyendo otros grupos de edad hasta que todos los estadounidenses recibiesen una "tarjeta de sanidad universal", según el plan de Sanders.

Esta propuesta ofrecería cobertura total: desde los costes de los servicios hospitalarios, hasta las medicinas, maternidad salud mental, dental y oftalmológica.

El senador se refirió también a los esfuerzos de los republicanos para quitar la asistencia sanitaria pública "a hasta 32 millones" de estadounidenses más, con la revocación del programa sanitario impulsado por el anterior presiente Barack Obama.

Lea más: ONU critica a EUA por lucrarse con detención de inmigrantes

El senador se comprometió a luchar porque se garantice a todos el cuidado de la salud, "como un derecho, no como un privilegio".

El plan de Sanders, que durante la campaña electoral situó en un coste de 1,4 billones de dólares, se sufragaría con subidas de impuestos a todos los estadounidense, aunque con especial incidencia en las rentas más altas.

La propuesta no tiene opciones de salir adelante en el Congreso, con mayoría republicana en ambas cámaras, pero supone un intento de Sanders de inclinar al partido demócrata hacia la izquierda.

Por ahora, ya cuenta con el respaldo de influyentes senadores demócratas, como Elizabeth Warren, Kamala Harris o Corey Booker, considerados posibles aspirantes a la candidatura presidencial de su partido para 2020.

Lea más: Obama convoca a cumbre con jóvenes líderes cívicos de todo el mundo

Las ausencias, no obstante, también son notables y entre ellas sobresalen el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y el excandidato vicepresidencial demócrata, el senador Tim Kaine, entre otros.

USA cuenta actualmente con un sistema de salud eminentemente privado al que la mayoría de los ciudadanos acceden a través de seguros contratados por los empleadores de los trabajadores.

La reciente reforma sanitaria impulsada por Obama conocida como "Obamacare", ofreció subsidios y amplió el acceso a estos seguros privados para personas con problemas médicos previos o de bajos recursos, y forzó a aquellos que no contaban con uno a contratarlo o pagar una multa. EFE