Más noticias

ONU critica a EUA por lucrarse con detención de inmigrantes

La detención de inmigrantes es utilizada excesivamente en Estados Unidos, denunció la ONU.

Organismos internacionales han cuestionado la detención de inmigrantes en EUA.
Organismos internacionales han cuestionado la detención de inmigrantes en EUA.

Washington, Estados Unidos.

El arresto de inmigrantes es utilizado de forma excesiva en Estados Unidos y carece de bases legítimas, dijo hoy el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias, que pidió a Washington que garantice el respeto a los derechos humanos en esta situación.

Según cifras oficiales, al menos 352.000 personas son detenidas cada año en EUA mientras se espera el resultado de sus procedimientos migratorios, lo que cuesta aproximadamente 2.000 millones de dólares a los contribuyentes.

Los miembros del Grupo de Trabajo de la ONU realizaron una misión a EUA el pasado octubre, durante la cual tuvieron la ocasión de visitar centros de detención de inmigrantes, entrevistarse con ellos y sus familiares, y reunirse funcionarios de diversas entidades gubernamentales.

El resultado de esas indagaciones figura en un informe presentado al Consejo de Derechos Humanos y que indica que "la opinión del Grupo de Trabajo es que los actuales niveles de detención de inmigrantes demuestra un excesivo uso de los arrestos en este ámbito, que no pueden ser justificados por una necesidad legítima".

El órgano de la ONU considera, en cambio, que hay "incentivos económicos" que empujan a la detención de inmigrantes, en un contexto en el que alrededor del 44 por ciento de inmigrantes arrestados están confinados en instalaciones subcontratadas.

Lea más: Congresistas piden a Trump prorrogar el TPS a hondureños

Las compañías que se ocupan de su gestión ganan más cuantos más detenidos tienen. "El Grupo de Trabajo observó que la subcontratación de compañías privadas era una de los elementos que facilitaba significativamente la expansión de los inmigrantes en custodia", por lo que "urgimos que se interrumpa su utilización", señala el informe.

Las alternativas a la detención pasan por el uso de brazaletes u otros dispositivos electrónicos de vigilancia, que el Grupo de Trabajo considera que deben reservarse a "contextos criminales". EFE