Más noticias

El tiempo y las diferencias conspiran contra alianza de partidos de oposición

Luis Zelaya se perfila, según analistas, como el candidato de una posible coalición.

 Luis Zelaya se alzó con el triunfo en las primarias del Partido Liberal con el 57% de los sufragios. Foto: AFP
Luis Zelaya se alzó con el triunfo en las primarias del Partido Liberal con el 57% de los sufragios. Foto: AFP

Tegucigalpa, Honduras.

Una potencial alianza de todos los partidos de oposición con el liberal Luis Zelaya a la cabeza se enfrenta a diversos factores en contra como el tiempo y las diferencias irreconciliables que todavía imperan entre sectores ultraconservadores del partido Liberal y grupos reaccionarios de Libertad y Refundación (Libre), a juicio de analistas políticos.

Frente a esto, la capacidad de diálogo de los dirigentes políticos de la oposición y la renuncia a intereses personales y de grupo, serán la clave para materializar una histórica coalición de partidos para enfrentar al nacionalismo a finales de 2017.

El triunfo del exrector universitario y novel político Luis Zelaya en los comicios primarios traza nuevos y diversos escenarios en el panorama político hondureño para enfrentar la aceitada y abrumadora maquinaria del Partido Nacional y la descollante figura de su candidato a la reelección Juan Orlando Hernández.

Frente a los recientes resultados, los observadores consideran que el Partido Liberal sale vigorizado con un candidato fresco y sin cola que pisar que puede atraer el voto de los disidentes, independientes e indecisos en los comicios generales, sin embargo, se preguntan si solo esto le bastará para enfrentar la maquinaria nacionalista.

DR alianza2 150317(1024x768)
Manuel Zelaya y Salvador Nasrralla deberán saber negociar una alianza con el Partido Liberal.

Otros son del criterio que por sí solo el candidato liberal no tendrá posibilidades de triunfo, por lo que lo razonable será negociar una alianza con Libre, Pac y Pinu que les permita superar sus diferencias y ponerse de acuerdo sobre las principales líneas programáticas de un futuro Gobierno de unidad nacional.

La mayoría coinciden que si Zelaya resuelve irse solo con su partido a la justa comicial estaría despejando el camino a los nacionalistas y garantizando que estos sigan por mucho tiempo en el poder.

El periodista y máster en ciencias políticas, Erick Mejía, estimó que el tiempo es un factor preponderante que juega en contra para lograr la materialización de la alianza en vista que el 25 de mayo próximo el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hará la convocatoria a elecciones generales y a esa fecha eso ya debe estar definido.

Otro elemento es la capacidad organizativa, puesto que en estos momentos Libre y el Partido Liberal son los que tienen las estructuras nacionales y en función de eso están por encima del Partido Anticorrupción para liderar una probable alianza de la oposición.

De los dos partidos, Mejía considera que Zelaya tiene mayor probabilidad de encabezar la coalición, en vista que es un candidato que participa por primera vez en política y cuenta con el carisma para atraer el voto disidente, el de los jóvenes y el de los independientes.

Por otro lado, indicó que los partidos políticos tienen hasta el 25 de mayo próximo para oficializar su candidato a la presidencia ante el TSE y, además, el único órgano que puede avalar una posible coalición es la Convención del Partido Liberal que se celebra el último domingo de abril, es decir, en menos de 45 días.

“El escenario que veo es que la Convención va a ratificar a Luis Zelaya como candidato del Partido Liberal y lo va a facultar para que pueda ser el candidato presidencial de una eventual alianza de oposición”, atisbó.

Carrera

Por su lado, el catedrático universitario y analista político, Miguel Cálix, coincidió que la oposición tiene una carrera contra el tiempo para definir una coalición con un único candidato. “El 25 de mayo se cierra el tiempo para incidir una alianza, una alianza que va a demostrar la madurez y la capacidad de diálogo de la clase política“ apuntó.

Expresó su preocupación porque han resurgido viejos odios y diatribas entre las bases liberales y de Libre, que se convertirá en el principal escollo del coordinador de Libre Manuel Zelaya, el presidenciable Luis Zelaya y otros actores como el expresidente Carlos Flores y Salvador Nasrralla.

“Si los liderazgos de los tres partidos son capaces de dialogar y ponerse de acuerdo en una alianza, merecen una oportunidad para gobernar porque estarían haciendo una cosa que a mi juicio está bien cuesta arriba”, consideró.