Más noticias

Los medios se quedan en el tren de las redes

Los periodistas y medios trabajan contrarreloj para desvirtuar rumores. El Colegio de Periodistas de Honduras recomienda cautela ante información sospechosa.

El sitio web de LA PRENSA (www.laprensa.hn) figura entre los 10 sitios hondureños más visitados, según Alexa.
El sitio web de LA PRENSA (www.laprensa.hn) figura entre los 10 sitios hondureños más visitados, según Alexa.

San Pedro Sula, Honduras.

Las redes sociales (social media), que arribaron a Honduras hace menos de 10 años, son herramientas poderosas para esparcir información como si se tratara de pólvora; sin embargo, los medios de comunicación masiva (mass media) siguen siendo en el país los canales por los cuales los ciudadanos se informan.

A través de Facebook y Twitter han circulado rumores que van desde muertes de personajes públicos hasta nuevos cierres de bancos; pero, finalmente, son los medios formales los que se han encargado de confirmarlos o descartarlos.

Para los medios de comunicación masiva, las redes sociales desempeñan un papel importante porque son, por un lado, fuentes de información, medios de interacción con la audiencia y extensiones de divulgación de sus estructuras noticiosas y, por otro, una competencia desleal que los obliga a no bajar la guardia en su agenda diaria.

Según Alexa (firma especializada en análisis del tráfico en Internet), Youtube, Facebook, Google y Amazon ocupan los primeros lugares como sitios más utilizados por los hondureños.

Facebook, Twitter, Instagram y otras redes capitalizan en Honduras más de 2.4 millones de usuarios (de acuerdo con la empresa londinense We Are Social) que, diariamente, lanzan un aluvión de mensajes que van desde chistes hasta rumores que, en ciertas ocasiones, por tener un matiz de noticia convencen a una parte de la población.

usuarios.9(1024x768)

Eduin Romero, presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), es del criterio que “las redes sociales están abriendo la cobertura periodística y son medios que permiten ejercer la libertad de expresión”. A la vez, advierte que “con las redes sociales se corre el riesgo de creer en rumores que causan daño e incertidumbre”.

Autoridades del Colegio han observado la creciente tendencia en las redes sociales de cuentas que, por motivaciones ideológicas, difunden información que afecta la imagen de personas y empresas.

El mes anterior, agentes de la Dirección Nacional de Investigación Inteligencia (DNII) capturaron a Elvin Roberto Molina por haber promovido en las redes sociales un rumor que indicaba que Banco de Occidente sería la segunda institución financiera que cerrarían, versión que desmintieron las autoridades. La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) considera que Molina incurrió en un delito de tipo financiero, consignado en el Código Penal, por crear rumores contra una entidad bancaria.

“Es por esta razón, por esos rumores, es que los medios tradicionales son los medios de comunicación por excelencia en los cuales las personas deben confiar”, plantea Rubén Carbajal, máster en Periodismo y catedrático de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

El comportamiento de los usuarios de redes en Honduras es similar a la de países de la región y otros vecinos, como México.

Hugo Moreno, consultor de social media de la firma Mundus Communis de México, afirma que lo que ocurre en Honduras es un comportamiento natural y lógico.

Moreno, quien ha capacitado a estudiantes de Mercadeo de la Universidad de San Pedro Sula, ejemplifica que “el 60% de injusticias o maltratos a ciudadanos por parte de sus gobernantes o grupos criminales en lugares remotos que se logra denunciar es exhibido públicamente a través de alguna plataforma de Internet”.

Es por ese motivo que las redes, como Facebook, se constituyen en una fuente rica de información periodística.

Para los medios hondureños y de todo el mundo, las redes, además de datos, aportan videos y fotos que pueden ser utilizados para acompañar las noticias que difunden.

El informe Impacto del contenido digital publicado por el Foro Económico Mundial recuerda que en décadas pasadas los fotógrafos de los medios impresos “tenían que pedir permiso para tomar fotos en lugares públicos (...). Ahora es aceptado en la mayoría de los países que la imagen de una persona puede ser capturada y utilizada en cualquier lugar”.

usuarios2(1024x768)

Oportunidad

Los medios tradicionales de comunicación de Honduras, televisión, radio y prensa escrita, se han subido al tren de las redes sociales porque en ellas, además de datos para publicar, han encontrado una mina de información para replantear sus estrategias de negocios.

Ana Abarca, directora ejecutiva de la Asociación de Medios de Comunicación de Honduras (AMCH), afirma que las empresas del sector “más que adaptarse se han incorporado a las redes sociales”.

“A través de las redes sociales, los medios informan, venden publicidad y conocen las opiniones de las personas que leen o escuchan las noticias”.

Por medio de Facebook o Twitter, la audiencia hondureña ahora aporta más información, critica y confirma las noticias públicas, por ejemplo, por los medios impresos.

Una década atrás, los hondureños no gozaban del beneficio de interacción que permiten las redes.

Hace ocho años, en Honduras había apenas 34,880 usuarios de Facebook y en Centroamérica 374,000, equivalentes al 2.5% de la cantidad que ahora utiliza, de acuerdo con investigaciones del Observatorio de Audiencias Digitales en la Región iLifebelt, con sede en Guatemala.

Los medios se han visto obligados a abrir cuentas en redes sociales para difundir información porque estas son el pan de cada día de los centroamericanos y caribeños.

El estudio de iLifebelt de 2015 consigna que los usuarios prefieren primero visitar las redes, después leer el correo electrónico y ver videos, y en cuarto lugar leer noticias.

Los medios deben aprovechar las redes para replantear sus modelos de negocios porque estas no desaparecerán, en cambio, se fortalecerán, vaticinan expertos.

Enrique Gómez Gordillo, uno de los mexicanos más experimentados en liderazgo y en gestión empresarial, dijo que las empresas deben “pensar en términos de entretenimiento. Dar consejos, organizar concursos, facilitar la interacción de los seguidores, generar tendencias de conversaciones”.

Abogado:  Molina no  cometió delito

Samuel Madrid, abogado de Elvin Roberto Molina, está plenamente seguro que su cliente jamás cometió un delito al verter opiniones por medio de una red social.

Molina, según Madrid, exigió al Gobierno el pago de prestaciones y habló sobre la situación de un banco del país “como lo hace mucha gente en una red social”,

“La Constitución de la República le da el derecho a todo ciudadano a ejercer el derecho de libertad de expresión y él lo hizo por medio de una red social”, dijo.

El acusado por la Fiscalía es un exempleado de Alimentos Continental, empresa de Grupo Continental, intervenida por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi).

Tres meses después de que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) liquidara a Banco Continental, Molina, quien asegura, se ha sentido impotente, comentó en una red social que Banco de Occidente sería el próximo liquidado.

Ese comentario se convirtió en indicio suficiente para que la Fiscalía lo acusara de divulgar información falsa en perjuicio de un banco.

Las autoridades basaron la acusación en el artículo 394, literal J, del Código Penal.

El Código Penal advierte que incurre en delito la persona que divulgue información falsa sobre instituciones supervisadas, como los bancos.

“Él no divulgó información falsa. Él simplemente dio un opinión porque tiene derecho a expresarse”, dijo el abogado. “Las autoridades buscan ponerle una mordaza a los ciudadanos”.

Molina es la primera persona que ha sido acusada por hacer comentarios negativos en una red social.