Más noticias

El e-learning se convierte en una herramienta indispensable

Centros de educación superior han adoptado plataformas para el aprendizaje en línea. Internet permite estudiar en el extranjero.

En las ciudades importantes del país, los jóvenes utilizan dispositivos móviles, como celulares y tabletas, para conectarse a las plataformas que utilizan las universidades, donde ellos estudian los pregrados y posgrados. Fotos: Wendell Escoto
En las ciudades importantes del país, los jóvenes utilizan dispositivos móviles, como celulares y tabletas, para conectarse a las plataformas que utilizan las universidades, donde ellos estudian los pregrados y posgrados. Fotos: Wendell Escoto

San Pedro Sula, Honduras.

A la aldea Capucas en San Pedro, Copán, cuyas fincas de café se encuentran a unos 1,500 metros de altura sobre el nivel del mar, llegó Internet el año pasado y en 2016 se hizo la educación superior.

Este mes, los habitantes de esta comunidad tienen previsto inaugurar el primer centro de educación superior rural en el país que funcionará con el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah). “Esta es una universidad virtual para que estudien los jóvenes que no tienen oportunidad de ir a las ciudades. Cuando no teníamos Internet no pensábamos que esto podría suceder”, dijo Manuel Cardoza, presidente de la Cooperativa de Café Capucas Limitada (Cocafcal), la entidad que efectúa la inversión.

Los jóvenes de Capucas comenzarán a experimentar todo lo que viven los estudiantes de todas la universidades del país, públicas y privadas. Ellos aprenderán a usar las computadoras y posteriormente podrán estudiar en línea las primeras clases para luego asistir a un campus.

JT-4SERIE1 090216(1024x768)
En este edificio funcionará la universidad virtual en la aldea de Capucas, San Pedro, Copán.

Nuevas experiencias

Mientras en Capucas los jóvenes se preparan para inscribirse, en San Pedro Sula, la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) abre aún más su abanico de opciones para que los jóvenes cursen pregrados, maestrías y doctorados con profesores nacionales y extranjeros dentro de un esquema educativo virtual. “Cada vez la tecnología es más amigable y nos permite una comunicación más eficaz. Los hondureños nos estamos beneficiando con la telefonía celular y con Internet. La educación ha sido impactada positivamente porque se realiza la enseñanza utilizando herramientas virtuales”, dijo Denis Aguilar, director de las Ingenierías en Producción y en Electrónica de UTH.

En la UTH, los estudiantes y maestros utilizan el Chamilo LMS (Sistema de administración de enseñanza), desarrollado en Europa, que permite crear un campus virtual para la impartición de formación online o semipresencial.

Gracias al poder de Internet, los estudiantes no solo se matriculan desde una computadora y reciben las clases en línea, utilizan simuladores que les permiten vivir experiencias que hace dos décadas no existían. “En las áreas de Negocios y Finanzas, nosotros utilizamos simuladores para ver el comportamiento de los clientes, la administración de las empresas y el comportamiento de la bolsa de valores”, ejemplificó César Darío Orellana, jefe de Ingeniería en Sistemas Computacionales de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec).

En los últimos años, en Unitec, miembro de la red internacional Laurete, los estudiantes y catedráticos interactúan por medio de la plataforma Moodle. A través de este sistema de aprendizaje, los estudiantes entregan las tereas, participan en foros y hacen consultas.

La multilingüe Moodle, desarrollada por Moodle Pty, de Australia, es utilizada por la Escuela Londinense de Economía.